Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los taxistas acusan a la Comisión Europea de respaldar la elusión fiscal de la economía colaborativa

La asociación de taxistas Fedetaxi considera que el informe de la Comisión Europea sobre economía colaborativa publicado este jueves "desplaza los derechos de los ciudadanos en favor de las multinacionales" y "respalda la elusión fiscal y laboral de las plataformas digitales", según un comunicado emitido este viernes.
La organización considera que las declaraciones del vicepresidente de la Comisión y responsable de Fomento del Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, Jyrki Katainen, se encuentran en contradicción con el contenido del texto.
Según Katainen, el papel del informe es "fomentar un entorno reglamentario que permita el desarrollo de los nuevos modelos de negocio y que al mismo tiempo proteja a los consumidores y garantice una fiscalidad justa y unas condiciones de trabajo equitativas". Sin embargo, Fedetaxi lamenta que en realidad esté únicamente orientado hacia "la exigencia de responsabilidades a los ciudadanos que usen dichas plataformas digitales" en lugar de "obligarlas a cumplir las reglas de competencia, fiscales y sociales de los Estados miembros".
De esta manera, estima que las autoridades comunitarias lo dejan todo al interés de los lobbies y multinacionales, que "podrán seguir eludiendo impuestos como vienen haciendo hasta la fecha", en perjuicio de la movilidad y el medioambiente.
En esta línea, el presidente de Fedetaxi, Miguel Ángel Leal, denunció este jueves en Barcelona durante un acto en contra del TTIP y el desmantelamiento de servicios públicos como el del taxi, que "cuando Bruselas dice en su informe que quiere que la economía colaborativa tribute adecuadamente se refiere a que el conductor de Uber pague impuestos, pero Uber puede seguir tributando en Panamá".
Por otra parte, la asociación de taxistas ha anunciado su intención de abrir una oficina en Bruselas para "seguir muy de cerca las actividades de la Comisión Europea" y presentar en la Eurocámara una batería de medidas en favor del servicio público de taxi.