Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comisión Nacional de la Energía investigará a las eléctricas por los presuntos abusos en las facturas

El Consejo de la Comisión Nacional de la Energía acordó hoy abrir un expediente informativo a las eléctricas por los presuntos abusos en las facturas. EFE/Archivotelecinco.es
El Consejo de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) acordó hoy abrir un expediente informativo a las compañías eléctricas -Iberdrola, Endesa y Unión Fenosa- para esclarecer si se han cometido abusos en el cobro de las facturas desde que se inició el sistema de facturación mensual.
En un comunicado, el organismo regulador explica que solicitará información a las empresas sobre el método aplicado por cada una de ellas para realizar dicha facturación mensual.
La investigación llega después de que varias organizaciones de consumidores denunciaran presuntas irregularidades en las estimaciones de consumo realizadas por las eléctricas, que podrían haber cobrado a precios de 2009 consumos de 2008, cuando las tarifas eran más bajas.
La semana pasada, representantes de los ministerios de Industria y de Consumo se reunieron en Madrid con miembros de varias asociaciones de usuarios, un encuentro en el que se acordó que la CNE investigara si los protocolos de cálculo han vulnerado la legislación vigente.
Si se detectan irregularidades, la CNE remitirá el expediente a las comunidades autónomas, competentes en esta materia, para que multen a las compañías eléctricas y les obliguen a devolver a los usuarios el dinero cobrado indebidamente sin que éstos tengan que presentar una reclamación.
Por otra parte, el Ministerio se comprometió a revisar la normativa sobre lecturas estimadas para reducir al máximo el margen de error que éstas conllevan.
Tras la denuncia, Iberdrola aseguró, en una carta remitida a la CNE, que su facturación al cliente con el nuevo sistema mensual es "idéntica" a la que se hubiese producido con el anterior método.
Añadió que, como el periodo de facturación incluye parte de energía consumida en 2008 y parte en 2009, se ha aplicado un prorrateo lineal en función de los días facturados en cada año con la correspondiente tarifa.
Desde diciembre, las eléctricas facturan mensualmente a los usuarios, aunque la lectura de los contadores sigue siendo bimensual, por lo que una de cada dos facturas se basa en estimaciones que se realizan teniendo en cuenta consumos anteriores.
Estas estimaciones se ajustan posteriormente al consumo real con la lectura del contador, por lo que en la factura siguiente pueden aparecer variaciones, tanto al alza como a la baja.
Las organizaciones de consumidores denunciaron que las compañías realizaron en diciembre lecturas estimadas con consumos "muy reducidos", concretamente de entre un 30 y un 50 por ciento por debajo de la electricidad utilizada habitualmente.
Según los consumidores, en enero los usuarios recibieron facturas "excesivamente altas" en las que, tras haberles leído sus contadores, las eléctricas les cobran toda la energía que no les imputaron en el recibo anterior con las tarifas de 2009, un 5,6 por ciento más caras que las vigentes al cierre de 2008.