Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comité de empresa de CAN reclama la adecuación "inmediata" de los estatutos "a la realidad actual"

El comité de empresa de las oficinas de Navarra y Jaca de Caja Navarra ha reclamado "la adecuación inmediata de los estatutos de CAN a la realidad actual de la entidad" y ha pedido la "desaparición de la Junta de Entidades Fundadoras".
Ante la polémica suscitada por los importes de las dietas percibidas por algunos de los componentes de la Junta de Entidades Fundadoras de CAN, el comité de empresa de la entidad se reunió el pasado viernes, 21 de octubre, para suscribir un acuerdo que fue aprobado por UGT, SEA, LAB y ELA, con la abstención de CC.OO..
En este acuerdo, el comité de empresa rechaza que la estructura de los órganos de gobierno de Caja Navarra es "absolutamente desproporcionada respecto a la actividad y plantilla de la empresa en la actualidad". Según explican, los órganos actuales de CAN son el Consejo General, "cuya composición puede llegar a 50 miembros", el Consejo de Administración, la Comisión de Control, la Comisión Ejecutiva, la Junta de Entidades Fundadoras y la Permanente de la Junta de Entidades Fundadoras.
En este sentido, los sindicatos explican que "formalmente" la pertenencia a estos órganos "no está retribuida más allá de las compensaciones por los gastos debidos a su asistencia, es decir las dietas", aunque advierten de que "si los importes publicados por los medios de comunicación son ciertos, suponen un insulto a los trabajadores que están soportando todo tipo de recortes".
Así, han criticado el "malestar que ha generado" esta polémica entre los clientes de la entidad "con el consiguiente riesgo reputacional estas prácticas, en beneficio propio de algunos de los miembros de estos órganos".
Según el comité de empresa de CAN, "la actividad actual de Caja Navarra se justifica únicamente con la gestión como accionista de Banca Cívica" y, por tanto, defienden que "el objeto social de la Junta de Entidades Fundadoras y su Permanente no tiene fundamento".
Por todo ello, las centrales sindicales reclaman "la desaparición de la Junta de Entidades Fundadoras" y exigen "la adecuación inmediata de los estatutos de CAN a la realidad actual de la entidad".