Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Compromís exige más inspecciones de Trabajo con apoyo de la Policía en la campaña de recolección de la fruta

Compromís-Equo ha registrado en el Congreso una proposición no de ley con la que exige al Gobierno que incremente las inspecciones de Trabajo, incluyendo el apoyo de la Policía, en la campaña de recolección de la fruta de esta temporada, con el objetivo de evitar los "abusos" que año tras año sufren los trabajadores.
En la iniciativa, que recoge Europa Press y que será debatida en la Comisión parlamentaria de Empleo, el diputado Joan Baldoví asegura que los trabajadores contratados para la recolección de la fruta, sobre todo de la naranja, en España están siendo víctimas de "serias irregularidades".
Entre otras, una reducción de cerca del 60% de sus salarios con respecto a lo que recoge el convenio, la contratación por parte de empresas de servicios que luego les "ceden ilegalmente" a otras compañías ficticias con lo que los trabajadores acaban por no percibir ninguna retribución, o el tener que pagar a grupos organizador por las herramientas con las que tienen que trabajar, por el viaje hasta el lugar de la recolección o incluso por conseguirles el trabajo.
"El resultado es que de los 60-70 euros que los empleados deberían percibir al final de la jornada acaban percibiendo después de trabajar de sol a sol una media de 15-20 euros", critica el diputado valenciano, que advierte de que el fraude se repercute también a las arcas de la Seguridad Social y de Hacienda porque para dar "apariencia de legalidad" a estas operaciones las empresas "reducen el número de días trabajados en las nóminas".
EQUIPO INSUFICIENTE
Según Baldoví, estos hechos no son nada nuevo. Así, por ejemplo, la Inspección de Trabajo sancionó en la campaña del año pasado a más de medio centenar de empresas de trabajo temporal y a unas 60 empresas usuarias del sector por diferentes irregularidades. Alguna d ellas llegó a tener una propuesta de sanción de 180.000 euros, pero tras los recursos judiciales se quedaron en la "exigua" cantidad de 600 euros.
Y es que al problema de contar con un equipo de inspectores "a todas luces insuficiente" se suma el que "las ilegalidades van en aumento" y que "las sanciones impuestas no disuaden a los infractores, cuyos beneficios económicos a costa del trabajo ajeno son muy elevados".
Por eso, Compromís-Equo quiere que el Ejecutivo se comprometa a poner en marcha los mecanismos necesarios para "poner fin a todas las ilegalidades y abusos contra los derechos de los trabajadores y contra la Seguridad Social y Hacienda que se están produciendo en la campaña de recolección de la fruta", particularmente en la Comunidad Valenciana.
Y, para lograrlo, propone incrementar los medios humanos de la Inspección de Trabajo e implicar en sus esfuerzos a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para que eviten y persigan los posibles delitos contra los trabajadores que "se perpetúan año tras año con total impunidad".