Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) La Comunidad de Murcia, Sacyr, Canal Nou, Dani Alves y el Grupo Tremón entran en la lista de morosos

La Comunidad de Murcia, la constructora Sacyr, la Radiotelevisión Valenciana, el futbolista Dani Alves, la inmobiliaria en concurso de acreedores Grupo Tremón y Enel Green Power España aparecen en la nueva lista de morosos que acaba de publicar la Agencia Tributaria, con deudas con el fisco superiores a un millón de euros a 31 de diciembre de 2015.
En concreto, la Comunidad de Murcia aparece en el listado con una deuda de 22,14 millones de euros, al tiempo que el Servicio de Salud de Murcia también figura por deudas con Hacienda por importe de 26,6 millones. En total, la Comunidad debe 48,74 millones al fisco.
El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas de Murcia, Andrés Carrillo, ha aclarado, tras conocerse estos datos, que la deuda está cancelada desde el pasado 3 de febrero y que la misma se produjo por las "tensiones de tesorería" de la comunidad que se registraron a final de año por las distintas obligaciones pendientes, especialmente por la paga de la nómina y la extra de diciembre. "La deuda fue puntual y ya está cancelada", subrayó.
La constructora Sacyr, por su parte, aparece también por primera vez con una deuda de 116,1 millones de euros, si bien la compañía asegura que no tiene deudas con Hacienda porque este importe se corresponde con la tributación de la venta de su filial Testa a la socimi Merlin, una operación que estaba exenta y que así se lo ha reconocido la Agencia Tributaria, según indicó la empresa a Europa Press.
Quien también se estrena en el listado es la compañía de energías renovables Enel Green Power, con una deuda de 11,69 millones de euros, aunque fuentes de la empresa trasladaron a Europa Press que ya abonó esta deuda el pasado 15 de enero y que está al corriente con Hacienda.
Asimismo, aclara que el supuesto error puede estar relacionado con el tercer pago fraccionado del Impuesto de Sociedades de diciembre de 2015, ya que se pagó un parte y el resto (unos 11 millones de euros) se aplazó y se pagó posteriormente el 15 de enero de este año. "Se solicitó el aplazamiento correctamente y se canceló la deuda en plazo, y todo de acuerdo y en coordinación con Recaudación de la Agencia Tributaria", subraya la compañía, que añade que nunca ha tenido que pagar ningún recargo, sanción o similar porque todo se hizo "correctamente".
Por su parte, la desaparecida televisión pública valenciana, que también figura por primera vez, debe al fisco 1,3 millones de euros, mientras que el exjugador del Barcelona Dani Alves se estrena entre los morosos con una deuda con Hacienda de 1,3 millones de euros.
De su lado, la inmobiliaria en concurso de acreedores Grupo Tremón, que no aparecía en la anterior lista, debe al fisco 8,9 millones de euros, mientras que aparece ahora la Universidad de Zaragoza, con una deuda de 2,6 millones de euros.
LOS QUE DESAPARECEN.
Por el contrario, desaparecen de la lista, bien por haber pagado la deuda o por haber solicitado aplazamientos o suspensiones de la misma, la gallega Pescanova, que ya saldó con Hacienda su deuda de 4,3 millones de euros, la compañía de centros comerciales Riofisa, que tenía una deuda de 31,9 millones; y la empresa de medios de comunicación Secuoya, con 2,29 millones.
El empresario Juan Luis Serratosa también desaparece del listado, en el que figuraba con 4,34 millones, así como los hermanos Javier, Carlota y Carlos Areces Galán, accionistas de El Corte Inglés, después de que pagaran cada uno de ellos algo más de un millón de euros, que posteriormente les fue devuelto por Hacienda al estimar los recursos de reposición presentados por ellos.
También dejan de figurar en la lista la empresa de telecomunicaciones Eurona, que tenía una deuda ligeramente superior al millón de euros; la Universidad de Granada, con 5,8 millones de euros; y los Cines Dreams, con 2,3 millones.