Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comunidad Valenciana pide extender la reducción de intereses del FLA al Plan de Proveedores y al ICO

Recrimina a Puig que el sistema de financiación actual lo aprobó el Gobierno socialista y le reclama que pida perdón
El Gobierno valenciano ve con "agrado" la reducción de intereses del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), una medida anunciada por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), y ha solicitado extender esta iniciativa al Plan de Proveedores y a la línea ICO-CCAA.
Así se ha manifestado este viernes el conseller de Hacienda, Juan Carlos Moragues, en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, donde ha hecho una valoración del CPFF, en el que se acordó posponer la aprobación de los planes económico financieros (PEF) para cuatro de las cinco comunidades, entre ellas la Comunitat; y reducir al 1 por ciento los intereses del FLA de los años 2012, 2013 y 2014, lo que supondrá un ahorro para la Comunitat de unos 400 millones.
Moragues ha valorado la medida sobre el FLA del Gobierno: "recibimos con agrado esta medida que no es otra cosa que una respuesta a la reivindicación de la comunidad", debido a que "la carga financiera entre CCAA es muy asimétrica, y una de las medidas de compensación propuestas por la comunidad era precisamente la que se aprobó ayer", ha dicho.
Junto a esta medida, el conseller ha indicado que el Gobierno valenciano también propuso ayer reclamar una reducción de intereses en el Plan de Proveedores y en el ICO-CCAA: "Hemos planteado muchas soluciones o correcciones que aliviarían el déficit de la Comunitat vía reducción de gasto financiero u obtención de mayores ingresos procedentes del Estado", ha aseverado.
Al respecto, Moragues ha expuesto que no es lo mismo el FLA que el Pago a Proveedores, puesto que el primero es con el Estado, y el segundo es un fondo compuesto por un pool bancario, con lo que la negociación en este extremo es "más complicada".
Ante la nueva medida anunciada, y las que quedan por analizar, el conseller considera que "ha sido razonable" paralizar el PEF. También ha valorado el aplazamiento de liquidaciones negativas de 2008 y 2009, lo que supone alargar el plazo hasta los 20 años. "Si teníamos que restar 221 millones en 2015 por esta liquidación, ayer se acordó restar 130, porque se alarga a 20 años la devolución de estas liquidaciones negativas". Esto supone un beneficio de liquidez en la caja valenciana, ha expuesto.
LA ABSTENCIÓN
Moragues ha explicado también que ayer se produjo la votación de estabilidad presupuestaria para 2014, 2015 y 2017 --establecer un déficit del 1 por ciento simétrico para todas y cada una de las comunidades--, y ha recordado que la posición de la Comunitat fue de abstención, convirtiéndose así en la única autonomía del PP que lo hizo.
El conseller ha indicado que el motivo de la abstención es porque hace justo un año, en el anterior Consejo, defendieron el déficit asimétrico puesto que la posición de partida entre CCAA "es muy diferente", y "muy injusta".
"Existe una situación de asimetría derivada también, entre otras, del sistema de financiación". Por ello, ha insistido en que el año pasado defendieron el déficit asimétrico, y "lo único que ha habido es una reducción de ingresos en el modelo de financiación". Así, por "coherencia política", ha afirmado que ahora no podían defender esa opción --1 por ciento-.
SISTEMA DE FINANCIACIÓN
Por otro lado, Moragues ha confirmado que tal y como se ha dicho por parte del Ministerio, "no existe clima político para abordar el sistema de financiación", y la estimación es que el mismo "no se retome en lo que queda de legislatura", ha dicho.
Pero si esto no se hace, ha agregado, "que se corrija el sistema actual" para que "no haya discriminación por lugar de residencia en cuanto al acceso a servicios fundamentales como pueden ser la sanidad o la educación". "Es de justicia corregir el modelo de financiación actual", ha apostillado.
Por otro lado, preguntado por las críticas del PSPV en cuanto al "fracaso" de la Comunitat en el CPFF, ha afirmado que no entiende que los socialistas lo vean así cuando se ha anunciado un ahorro de 400 millones: "Un ahorro así es, cuanto menos, significativo", ha aseverado.
Así mismo, ha recordado a Puig que el actual sistema de financiación, "injusto y discriminatorio", fue aprobado por el Gobierno socialista y al que el PSPV "apoyó". Por ello, opina que lo que debería hacer es "pedir perdón" por tener este sistema que "discrimina a la Comunitat".