Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las Comunidades Autónomas duplican el plazo de pago a las empresas de limpieza en 2015, hasta los 243 días

El Estado, las Comunidades Autónomas (CC.AA.) y los ayuntamientos han incrementado el periodo de pago en el último año y tardan en abonar las facturas entre 108 y 243 días, hasta ocho veces más de lo que establece la Ley, según la Asociación profesional de empresas de limpieza (Aspel).
En concreto, el Estado ha tardado 108 días, frente a los 76 de 2014, mientras que las CC.AA. han retrasado un total de 243 días, frente a los 116 del año anterior, y las entidades locales han pasado de 108 días en 2014 a 168 en 2015.
En este sentido, las empresas de limpieza españolas tiene que esperar hasta ocho meses para cobrar sus facturas, según los datos oficiales del sector en 2015 presentados por la asociación este miércoles en rueda de prensa.
"El cobro de las facturas se relajó en 2015 por efecto principalmente de las elecciones autonómicas, municipales y generales. Las administraciones públicas guardan siempre las facturas en el cajón ante la incertidumbre electoral", ha destacado el presidente de Aspel, Juan Díez de los Ríos.
A su vez, Díez ha subrayado que esta situación es previsible que se prolongue durante este año, debido a la convocatoria de nuevas elecciones para el próximo 26 de junio.
CAE EL RESULTADO DE EXPLOTACIÓN HASTA EL 5%
Por otro lado, la patronal de limpieza ha advertido de que la caída de los contratos públicos y el ajuste de los precios de licitación está llevando a una drástica reducción de los márgenes de beneficio para las empresas.
En palabras de Díez, la disminución del resultado de explotación del 12% en 2013 al 5% en 2014 "conjuga la bajada de precios en el sector". Esta cifra pasa del 14,79% en 2013 al 5,39% en 2014 en empresas de limpieza pertenecientes a la asociación.
Por ello, la deuda vencida de las administraciones públicas con las empresas de Aspel ha disminuido un 16% con respecto a 2014, alcanzando los 518,9 millones de euros en 2015.
LAS CC.AA. LAS QUE MÁS DEBEN
Por administraciones, a cierre del 31 de agosto de 2015, las CC.AA. son las que más deben, hasta 242,8 millones de euros, pero han disminuido esta deuda un 20% con respecto a 2014.
En segundo lugar se posicionan las entidades locales, cuya deuda asciende hasta los 167,8 millones de euros, un 11,57% menos que en 2014. Por detrás se sitúa el Estado con un descenso de su cifra de impago en 2015 del 12,85% con respecto al año anterior, hasta los 108,3 millones de euros.
"Nadie cumple la Ley de morosidad y encima agravan la situación", ha denunciado el presidente de la asociación, quien ha añadido que "esta Ley no tiene sanciones. Para que se cumpla hay que establecer el pago de sanciones y de los intereses de demora correspondientes".
SEGUNDO AÑO QUE AUMENTA EL NÚMERO DE EMPLEADOS
El sector de la limpieza en España ha aumentado el número de trabajadores en 2015 por segundo año consecutivo, hasta las 2.912 nuevas contrataciones, según los datos de la Tesorería General de la Seguridad Social.
A su vez, la creación de empresas ha aumentado por cuarto año consecutivo, aunque su ritmo de crecimiento fue menor que en 2014. En el último año se han creado 163 nuevas sociedades, frente a las 406 que se constituyeron en 2014. Según han explicado desde la asociación, estas empresas son derivadas del autoempleo, con escasa mano de obra y con trabajadores a tiempo parcial
No obstante, la patronal de limpieza ha lamentado la caída de la contratación con el sector público y la drástica reducción de los márgenes de beneficio, debido a la alta competencia basada únicamente en el precio y a la disminución del precio de licitación por las restricciones presupuestarias impuestas por el déficit.
"En el sector se han llevado a cabo unos recortes brutales. Se ha perdido trabajo y dejado de contratar. Este sector jamás llegará a los volúmenes de 2007. Este mercado no se recuperará", ha concluido el presidente de Aspel.