Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las Comunidades asumen los ajustes extra solicitados por Bruselas

En la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), presidido por la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, las autonomías gobernadas por el PP han dado un sí crítico a las medidas propuestas por el Ejecutivo, al que han pedido que recorte sus gastos y abandone las "imprevisiones".
Pese a su apoyo, las comunidades del PP han asegurado que su voto ha sido "crítico" porque, en palabras del consejero de Economía de Madrid, Antonio Beteta, el Estado debería recortar su gasto "de una vez por todas y asumir su responsabilidad".
Del total de los 11.000 millones que las comunidades tendrán que dejar de gastar, hay una parte importante ya incorporada en los planes de ajuste que establecían la rebaja salarial de los funcionarios, la reducción del gasto farmacéutico y recortes en la Ley de Dependencia, entre otras medidas.
Mil millones de la cifra total quedan sometidos al criterio de las comunidades autónomas, que tendrán que decir en qué capítulos reducen ese gasto.
En cualquier caso, lo más importante, según Elena Salgado, es que el acuerdo se ha adoptado por unanimidad de todas las comunidades autónomas, independientemente de su signo político.
Salgado ha celebrado el compromiso de las comunidades de adoptar todas las medidas precisas para que la senda de reducción del déficit se cumpla en su ámbito territorial. Así, contribuirán con el Estado y los ayuntamientos en el objetivo de que el déficit de las administraciones públicas sea del 6 por ciento en 2011, del 4,4 en 2012 y del 3 por ciento en 2013.
Además, el CPFF ha aprobado también la aplicación por parte del Ministerio de Economía de un nuevo criterio más gradual a la hora de autorizar operaciones de endeudamiento a las comunidades autónomas para el periodo 2010-2013.
De este modo, el endeudamiento deberá ajustarse a la senda de reducción del déficit, de modo que durante este año sólo se autorizarán operaciones por un importe máximo del 2,4% del PIB de la comunidad. EPF