Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenan a Bankia a devolver dos millones de euros a Festina Lotus por la salida a Bolsa

El Juzgado de Primera Instancia número 98 de Madrid ha condenado a Bankia a devolver dos millones de euros a Festina Lotus por la salida a Bolsa de la entidad en 2011, al entender que la información que se facilitó en el folleto informativo de la operación pública de suscripción de acciones (OPS) era "inexacta e incorrecta".
En una sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press, el juez destaca que la información de la solvencia de Bankia que se facilitó previo salto al parqué fue "notoriamente incorrecta".
"Se publicitó la salida a Bolsa de Bankia por los medios de comunicación social como si de una empresa absolutamente solvente se tratase, como uno de los grupos financieros más solventes del Estado", señala la resolución jurídica de la causa iniciada por Festina Lotus, defendida por José Baltasar Plaza Frías, socio director del Bufete Rosales.
El magistrado insiste en que las cifras de estabilidad y solvencia que se ofrecieron en su momento "no se correspondían con la realidad, pero hacían muy atractiva la adquisición de acciones".
Por ello, subraya que se ha cometido "dolo activo e incorrecta transmisión de la información precontractual y contractual" por parte de Bankia hacia sus clientes, "por cuanto la información que la misma suministró a estos sobre su solvencia y patrimonio era notoriamente incorrecta, por no decir falsa".
SE VULNERÓ LA LEGISLACIÓN DEL MERCADO DE VALORES
Desde la óptica del juez, cualquier ciudadano que viese la televisión o leyese la prensa en la época de la OPS y que hubiera suscrito acciones podría pensar "poco más que se convertirían en banquero y que al poco de realizar la referida operación se podrían vender sus acciones en Bolsa y recuperar la inversión efectuada, cuando la realidad ulterior de los acontecimientos no fue esa".
Insiste, además, en que la "incorreción, inexactitud o los errores contables" de los datos que se publicitaron llevan a concluir que la información divulgada al público suscriptor "resultó inexacta e incorrecta en aspectos relevantes, primordiales y sustanciales, como son los beneficios y las pérdidas de la sociedad emisora". "Se vulneró la legislación del Mercado de Valores", aclara.
También considera que los accionistas no hubieran comprado títulos de haber sabido que la entidad estaba "en situación de quiebra técnica por pérdidas consolidadas de 3.318 millones de euros".
Por otra parte, el juzgado señala que Festina Lotus "no tenía la categoría de inversor más cualificado", puesto que "ningún consejero de Bankia" participaba del accionariado de Lotus ni existía vinculación de ningún tipo más que la financiera, "de modo que resulta impensable que la actora tuviera conocimientos privilegiados sobre la situación real de Bankia ni sobre los pormenores de la OPS".
"De haberlos tenido no habría invertido en Bankia, dada su situación real que se relevó más adelante", afirma el magistrado, quien añade que, en este caso, concurren "todos y cada uno" de los requisitos para apreciar el error como vicio estructural del negocio de suscripción de las acciones.