Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Confirmada la recesión de la economía española

En términos interanuales, el Producto Interior Bruto cayó el 0,7% en el cuarto trimestre, aunque en el conjunto del año hubo un crecimiento medio del 1,2%, 2,6 puntos menos que un año antes cuando la economía española creció el 3,8%.
Según el INE, la contracción de la economía española en el cuarto trimestre de 2008 fue consecuencia de una contribución negativa de la demanda nacional que sólo fue compensada, en parte, por la aportación positiva del sector exterior.
A falta de conocer el próximo día 18 el dato definitivo, la economía española creció el 0,4% en el primer trimestre del 2008 y el 0,1% en el segundo, tendencia que se rompió en el tercer trimestre, cuando cayó el 0,3%, mientras que la recesión se confirmó en los últimos tres meses con la citada caída del 1%.
Estos porcentajes hacen que el crecimiento de la economía española sea igual a la última previsión que hizo el Gobierno con respecto a 2008, que fue de un avance del 1,2%.
El dato adelantado del cuarto trimestre es una décima inferior a los cálculos del Banco de España, que en su último boletín del pasado 28 de enero cifró en el 1,1% la caída del PIB en el cuarto trimestre del año, con respecto al trimestre anterior y del 0,8% interanual. El organismo supervisor advirtió de que el deterioro de la economía española se aceleró en los tres últimos meses del año, con caídas del consumo y de la inversión, así como un retroceso del empleo del 3%.
Para el Banco de España, fue el consumo de los hogares -con tasas negativas en la última parte del año- el componente de la economía que más pesó en la desaceleración de 2008, por encima de la caída de la inversión residencial, que estimó fue de hasta el 20% en los últimos tres meses. Precisamente, el miércoles el ministro de Industria, Miguel Sebastián, insistió en la necesidad de consumir productos españoles para crear así 120.000 empleos nuevos.
El Banco de España vislumbra un panorama sombrío para el año recién estrenado y reclama más reformas estructurales, sobre todo una laboral, para conseguir que España vuelva a crecer. Su presidente, Miguel Ángel Fernández Ordoñez, se sumó a la petición de los empresarios de abaratar el despido para fomentar la creación de empleo.
Diagnóstico
El organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez valoró las medidas de dinamización económica adoptadas por la Comisión Europea y el Gobierno español, así como las bajadas de tipos de interés, que junto con la menor inflación y una "eventual" superación de las tensiones financieras deberían "aliviar" de algún modo esta caída.
No obstante, reconoció que es difícil que se recupere la demanda interna, dado el "clima recesivo" de la economía mundial.
Además, según los cálculos del Fondo Monetario Internacional (FMI), que hizo públicos el mismo día que el Boletín del Banco de España, la recesión de la economía española se mantendrá este año y el siguiente.
El FMI prevé que la economía española caiga el 1,7% este año y el 0,1% en 2010, con lo que coincide con la Comisión Europea en que la recesión se prolongará un año más.
Estas estimaciones contrastan con las últimas previsiones del Ejecutivo que prevén que el PIB español retomará la senda del crecimiento en 2010, con un avance del 1,2%, tras una caída del 1,6% en este ejercicio.
EB