Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso convalida la reforma de la ley de cajas con los votos de PP y PSOE

El Congreso de los Diputados convalidó hoy la reforma de la ley de cajas de ahorros, que facilitará la captación de capital por estas entidades, con los votos a favor del PP y el PSOE, y la abstención de los dos grandes grupos nacionalistas -CiU y PNV-.
En concreto, la modificación de la Ley Estatal de Órganos Rectores de Cajas de Ahorros recibió 323 votos a favor, 9 en contra y 16 abstenciones.
El decreto ley ratificado hoy fue fruto de un acuerdo previo entre el Gobierno y el PP, por lo que recibió grandes críticas del resto de los grupos políticos, que también lamentaron la pérdida de competencias autonómicas.
La petición de tres grupos parlamentarios, entre ellos CiU, de que se tramitara como proyecto de ley, fue rechazada con una amplia mayoría de 318 votos, frente a los que pretendían tener la oportunidad de introducir enmiendas al texto.
CiU y PNV defendieron la necesidad de reformar la ley estatal de cajas y elogiaron aspectos "muy positivos" del real decreto, como que, a juicio de la formación catalana "va a consolidar un sector financiero más fuerte, competitivo, solvente y profesionalizado".
No obstante, los dos grandes partidos nacionalistas criticaron que el Gobierno y el PP hayan llegado a un acuerdo "con una total falta de transparencia, a espaldas del Parlamento y de las comunidades autónomas".
Desde la izquierda, IU-ICV y ERC mostraron su rechazo a la modificación normativa porque creen que "privatizará" a las cajas de ahorros, ya que da la posibilidad de que emitan "nada menos" que el 50% de su patrimonio en cuotas participativas -valores similares a las acciones- con derechos políticos, o traspasen a un banco su negocio financiero.
Para la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, se trata de la reforma más importante que se ha llevado a cabo en el sector desde el siglo XIX y servirá para que haya mayor confianza en el sistema financiero español, que goza de una gran solvencia, insistió.
Por su parte, el diputado del PP Álvaro Nadal, destacó que la reforma era muy necesaria y ofrece enormes posibilidades al sector financiero.