Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso aprueba el nombramiento de los diez consejeros de la CNMC, que presidirá Marín Quemada

El Congreso ha aprobado el nombramiento de los diez candidatos a consejeros de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) propuestos por el Gobierno, que deberán tomar posesión de su cargo en los 20 días siguientes a la publicación de sus nombramientos una vez lo ratifique el Consejo de Ministros el viernes, y que después tendrán hasta principios de octubre para que el organismo empiece a funcionar.
Así, sólo UPyD ha presentado vetos contra tres candidatos que vienen directamente del Gobierno (María Fernández, Clotilde de la Higuera y María Ortiz) pero el PP y CiU los han rechazado, y finalmente la Comisión de Economía ha dado luz verde a las propuestas de nombramiento con los votos de los 'populares' y los nacionalistas catalanes, y la abstención de PSOE y UPyD.
Amaiur ha optado por no votar y la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) ni siquiera ha participado en un debate donde "la decisión ya está tomada". Su presidente, Cayo Lara, ha explicado que, "una vez más", han sido "excluidos de las conversaciones que democráticamente se tenían que haber producido" para elegir a los candidatos y ha acusado al Ejecutivo de "actitud excluyente y sectaria" y de "servilismo" hacia las empresas y los lobbies empresariales. "Los miembros de la comisión defenderán más los intereses empresariales que los del Estado o el interés general", ha pronosticado.
LA INDEPENDENCIA ES FUNDAMENTAL
El socialista Valeriano Gómez ha rechazado tanto la tramitación de la ley como el nuevo modelo, que "pone de manifiesto la desconfianza del Gobierno hacia la independencia" de los reguladores y que se basa en un informe hecho por una de las empresas reguladas (Telefónica), algo sobre lo que hasta la UE ha expresado sus reticencias. También ha criticado que se haya "traspasado la línea roja" de eliminar a los actuales consejeros de las comisiones individuales y ha dudado de la eficacia e independencia de un macroorganismo como éste.
A renglón seguido, ha avanzado que cuando el PSOE vuelva al Gobierno derogará esta ley y separará la regulación sectorial de la defensa de la competencia. "Es lo menos que podemos hacer para insistir en que en este tipo de materias siempre es mejor el consenso que la imposición, aunque se tenga mayoría absoluta", ha dicho.
Álvaro Anchuelo (UPyD) ha criticado la propuesta "discrecional" del Gobierno y con "cuotas" de partido de los candidatos. "Eso va contra lo que decía el PP en la oposición", ha recordado, señalando que algunos de los candidatos "vienen directamente del Ministerio de Economía" y que otros tienen relación directa con partidos políticos.
Josep Sánchez Llibre (CiU) ha pedido a los consejeros "independencia, ética, transparencia, responsabilidad y honestidad", y ha defendido la validez de nombrar personas con experiencia política; mientras que Pedro Azpiazu (PNV) les ha recordado que su nueva tarea es "de enorme responsabilidad" y que la cuestión clave es la "necesaria independencia" en su labor. "Más que si vienen de la política me preocuparía bastante más si vinieran de otros ámbitos de la empresa", ha señalado.
Vicente Martínez-Pujalte, del PP, ha defendido que el nuevo modelo mejorará la coordinación y la eficacia de la regulación y el control, y ha recordado que fue aprobado democráticamente. Además, ha recomendado "profesionalidad, transparencia e independencia" a los nuevos consejeros. "Y la independencia no es algo que da el pasado, sino el ejercicio de la actividad que se desempeña y creo que todos los candidatos tienen los requisitos para tenerla", ha replicado ante las dudas de otros portavoces parlamentarios.
ILUSIÓN Y PROMESAS DE DEDICACIÓN
El futuro presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, es catedrático de Economía aplicada-Política económica en la UNED. En su carrera profesional ha pasado por Iberia y Cepsa, ha investigado sobre materias energéticas y, desde 2005, es vocal en el Banco de España, además de llevar 40 años dedicado a la docencia.
Así, sus objetivos "concretos" serán estimular las reformas estructurales, que no se retarden las actuaciones en marcha, iniciar con celeridad las nuevas y establecer un plan estratégico de actuación "lo antes posible". "No tengo otras hipotecas más que la independencia, el rigor, el deber y el deseo de cumplir con lo que creo que será mi última obligación profesional", ha dicho, defendiendo la Ley de la CNMC y en la independencia que garantiza al organismo.
María Fernández, propuesta para vicepresidenta, dirige actualmente la Secretaría Técnica de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos aunque también tiene experiencia en competencia y regulación. Así, ha defendido su independencia de su actual jefe, Álvaro Nadal, recordando que ha trabajado "para cuatro gobiernos distintos" y que siempre ha desarrollado su labor libremente.
Eduardo García Matilla, experto en medios de comunicación y nuevas tecnologías, ha estado vinculado a la docencia universitaria y al Ente Público RTVE, por lo que aportará a la CNMC "43 años en los medios de comunicación y las nuevas tecnologías con conocimiento de los diferentes campos" y los "valores" de "la independencia, la dedicación y la ética profesional".
Josep María Guinart, exalcalde de L'Escala y diputado nacional, además de consejero de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) desde julio de 2011, ha afirmado que afronta este "reto ilusionante" con el deseo de poder "coadyudar a la mejora de la economía al servicio de los ciudadanos" con su experiencia jurídica y económica y desde su "sensibilidad local y autonómica". Además, ha subrayado que le moverán la "dedicación absoluta, eficacia, profesionalidad, lealtad, independencia y honestidad" en favor del interés general".
RESTO DE CANDIDATOS
Clotilde de la Higuera, licenciada en Derecho, pertenece al Cuerpo de Abogados del Estado y actualmente trabaja como abogada del Estado-jefe en el Ministerio de Economía y Competitividad. Así, ha centrado su trayectoria profesional en "el servicio público" y pondrá al servicio de la CNMC --en cuyo desarrollo legal ha participado-- sus "conocimientos en derecho administrativo general y especial".
María Ortiz, con formación tanto en Derecho como en Comercio y Economía, tiene una "importante experiencia y especialización técnica" en defensa de la competencia. Y es que durante sus más de dos décadas de carrera ha pasado por el Tribunal de Defensa de la Competencia y la Representación española de la UE, entre otros puestos. "Acepto este reto con mucha ilusión y con el compromiso de ejercer las responsabilidades con profesionalidad e independencia", ha dicho.
Diego Rodríguez tiene una trayectoria académica e investigadora en Ciencias Económicas, y ha realizado numerosos trabajos sobre competitividad, regulación y competencia en las telecomunicaciones europeas tanto en España como en prestigiosas universidades británicas y estadounidenses. "Desarrollaré mis funciones con independencia, honestidad y absoluta dedicación", ha señalado.
Fernando Torremocha, doctor en Derecho, fue magistrado del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco y vocal del Consejo de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), y desde marzo de 2008 vicepreside dicho organismo. Por su parte, la consejera de la CNE Idoia Zenarruzabeitia es licenciada en Derecho y fue diputada en el Parlamento Vasco y vicelehendakari y consejera de Hacienda en el Gobierno de Euskadi.
Benigno Valdés es doctor en Economía y ha dirigido el IMDEA Ciencias Sociales. "Lo que he logrado lo he conseguido yo solo, por lo que no arrastro deuda ninguna. Los almuerzos me gusta tenerlos con mis amigos y, cuando no es posible, solo. Y en cuanto a las cenas, pronto y con mi familia en casa. Las llamadas reuniones de trabajo encuentran acomodo mucho mejor en los despachos y, a poder ser, con registro de visitas", ha añadido, clarificando después que él no es del PP ni ha trabajado para ningún partido.