Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso rechaza mantener la política de rebajas fiscales del actual Gobierno como propone el PP

La Comisión de Hacienda del Congreso no respaldará la propuesta del PP de instar al futuro Ejecutivo a continuar con la política de rebajas de impuestos implementada por el Gobierno de Mariano Rajoy siempre que la recaudación tributaria lo permita.
El portavoz 'popular' de Hacienda, José Enrique Fernández Moya, ha defendido su iniciativa, que pasa por instar al Gobierno a continuar con la política de bajadas tributarias para los autónomos y las familias "tan pronto" como los ingresos públicos alcancen el 38% del PIB y permitan mantener "con suficiencia" los gastos del Estado del Bienestar.
"Queremos seguir en esta línea, de ahí que instemos a nuestro Gobierno del PP en funciones, que esperamos siga gobernando los próximos años, a seguir por la senda de bajada de la imposición", ha señalado, defendiendo las medidas de reducción de la carga tributaria aprobadas en los dos últimos años, y que ha beneficiado "sobre todo" a las familias, las clases medias, los autónomos y las pymes.
Además, Fernández Moya ha hecho hincapié en que "España es y tiene que seguir siendo una nación completamente comprometida con el objetivo de estabilidad presupuestaria" y ha puesto en valor los ajustes del gasto público "completamente desbocado" que se encontró el PP al inicio de la pasada legislatura, que han permitido "nivelarlo" con los ingresos.
"ÉSTE NO ES EL CAMINO".
Sin embargo, el socialista Óscar Galeano cree que el del PP "no es el camino" a seguir en materia fiscal mientras se está pendiente de ver si se cumple el déficit, ya que llevaría a "forzar más la reducción del gasto público". "Menos impuestos pueden incentivar la economía, pero una política tributaria mal diseñada puede perjudicarla. Lo importante no es cuánto se paga, sino como y para qué se paga", ha añadido.
Rubén Martínez Dalmau, diputado de Podemos, ha avanzado su rechazo a una propuesta "poco responsable" que "haría sonrojar a cualquier estudiante de 1º de Economía" porque bajar impuestos a partir de cierto porcentaje de ingresos sobre PIB desequilibraría "automáticamente" esa relación, provocando nuevos ajustes de gasto. "Su iniciativa parece más una ocurrencia de café que una propuesta seria", ha criticado, reclamando una reforma tributaria integral y progresiva.
Por su parte, la diputada de Ciudadanos María Virginia Millán ha criticado que el PP pida continuar con algo que "no ha comenzado" ya que los españoles están "pagando la mayor subida de impuestos de la historia" y también ha reprochado que no se precise cómo se va a mejorar la recaudación o en qué sentido se va a reducir la imposición. "No es serio. Es una medida vacía y sin contenido", ha criticado.
Tanto ERC como el PNV han anunciado también su voto en contra, mientras que Ferrán Bel, portavoz de Democracia y Libertad (DL), ha avanzado su abstención ante una propuesta con "ciertas contradicciones" internas ya que "si las familias y los autónomos requieren una bajada de determinados impuestos se debería plantear independientemente del porcentaje de ingresos sobre PIB, como se ha hecho en otros momentos".