Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso da mañana luz verde a la reforma fiscal con el debate de su articulado y las 470 enmiendas

La Comisión de Hacienda del Congreso dará este miércoles luz verde a la reforma fiscal del Gobierno con la aprobación de los proyectos de ley de modificación del IRPF, del Impuesto de Sociedades y del IVA y otros impuestos especiales, que posteriormente deberán ser tramitados en el Senado para poder entrar en vigor el próximo 1 de enero.
La comisión que preside el 'popular' Gabriel Elorriaga dividirá la sesión en dos bloques, para facilitar el debate de las 470 enmiendas que los grupos parlamentarios han registrado a los tres proyectos de ley. No obstante, la votación de todas las propuestas de modificación se producirá al final.
El Consejo de Ministros aprobó la reforma tributaria el pasado 1 de agosto, tras incorporar diversos cambios en el periodo de consulta. El más relevante consistió en elevar el mínimo exento de la tributación de la indemnización por despido a 180.000 euros, nueva fiscalidad que dejará exentas las indemnizaciones del 99,9% de los casos.
9.000 MILLONES DE COSTE
No obstante, se mantienen los principales cambios en los grandes impuestos, que supondrán una rebaja de impuestos de 9.000 millones de euros entre 2015 y 2016 (5.900 millones en el IRPF y 3.100 millones en Sociedades).
La reforma reduce a cinco el número de tramos del IRPF desde los siete actuales, dejando el tipo mínimo en el 19% --frente al 24,75% actual-- y el tipo marginal en el 45% --frente al máximo del 52%--, si bien la rebaja se hará en dos fases, una en 2015 y otra en 2016, y beneficiará a los 20 millones de contribuyentes de este impuesto.
En materia del Impuesto de Sociedades, el tipo bajará al 28% en 2015 y al 25% en 2016, frente al 30% actual, mientras que las pymes podrán rebajar su gravamen hasta el 20% --frente al 25% actual-- siempre que se apliquen dos deducciones de nueva creación para favorecer la autofinanciación y el endeudamiento empresarial.
Por otro lado, la reforma incluye diversos cambios en otras figuras y tributos, como la rebaja de retenciones a los trabajadores autónomos, la supresión de diversas deducciones y bonificaciones o los cambios en las aportaciones a los planes de pensiones.
LOS PARTIDOS DECLARARÁN TODAS LAS RENTAS
Al margen de los contenidos que Hacienda incluyó en los proyectos de ley, el PP ha presentado una treintena de enmiendas a la reforma, propuestas que previsiblemente serán incorporadas al texto que salga del Congreso.
Entre los cambios más importantes destaca la decisión de obligar a los partidos políticos a declarar en el Impuesto de Sociedades la totalidad de sus rentas, incluidas las exentas, como ya se exige a las instituciones sin ánimo de lucro, uniones y federaciones de cooperativas, colegios profesionales, asociaciones empresariales, mutuas o sindicatos.
Asimismo, se introduce un 85% de reducción de la base imponible del Impuesto Especial sobre la Electricidad para los riegos agrícolas y mantiene en el 25% el tipo de Sociedades para las comunidades titulares de montes vecinales en mano común.
En cuanto al IVA, la principal propuesta de los 'populares' es incluir como sujeto pasivo a los empresarios o profesionales para quienes se realicen entregas de teléfonos móviles, consolas de viodeojuegos, ordenadores portátiles y tabletas digitales independientemente del coste total de la operación, eliminando así el suelo de 5.000 euros que incluía el proyecto original, para evitar imponer costes excesivos de gestión.
IVA DE CAJA
El resto de propuestas 'populares' incluyen, entre otras cosas, cambios técnicos en el Impuesto de Sociedades, la creación de un borrador meramente informativo para el Impuesto sobre la Renta de los No Residentes o clarificaciones relativas a cómo deben regularizar su situación los jubilados que cobran pensiones en terceros países y que no las han declarado en el IRPF.
Sin embargo, finalmente no se ha presentado ninguna enmienda para mejorar el régimen del IVA de caja, a pesar de que el propio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció en sede parlamentaria que así se haría dada la baja incidencia que esta medida ha tenido entre las empresas españolas que potencialmente se podían beneficiar de ella.
En cualquier caso, si el PP sólo acepta sus propuestas de modificación y no introduce cambios de mayor calado en los tres proyectos de ley es difícil que consiga el respaldo del resto de los grupos de la oposición, que de manera generalizada se han opuesto a la reforma tributaria.