Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo de Ministros prevé ratificar hoy la segregación de Renfe en cuatro sociedades

CC.OO. advierte de que la operación abre la puerta a una "futura privatización"
El Consejo de Ministros prevé ratificar este viernes el proyecto de segregación de Renfe en cuatro sociedades, una medida con la que el Ejecutivo pretende preparar a la operadora ferroviaria pública para la eventual entrada de competidores privados en transporte de viajeros en tren.
La aprobación definitiva tendrá lugar tras recibir la aprobación de parte de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, según informó el sector ferroviario de CC.OO.
El presidente de Renfe, Julio Gómez Pomar, anunció la intención del Gobierno de aprobar definitivamente este viernes la segregación de la compañía en una reunión celebrada en la mañana de este jueves con los sindicatos con representación en la empresa.
La operadora acometerá esta reestructuración de su organización mientras tiene planteado un expediente de regulación de empleo (ERE) que para este año afectará a unos 500 empleados de la compañía, el 4% de la plantilla.
El paso por el Consejo de Ministros es el último para hacer efectiva la nueva estructura de la compañía ferroviaria, por la que Renfe se convertirá en un 'holding' del que dependerán cuatro sociedades.
Tres de estas firmas asumirán los actuales negocios de la operadora (tráfico de viajeros, transporte de mercancías y talleres). La cuarta, se dedicará a alquilar los trenes excedentarios de Renfe a eventuales nuevos operadores.
Según el proyecto de segregación que Renfe aprobó el pasado mes de junio, cada una de estas empresas asumirá su respectivo negocio, con sus activos y trabajadores, y también sus correspondientes pasivos.
NUEVAS EMPRESAS.
Así, la nueva Renfe Viajeros nacerá con un valor de 2.386 millones de euros y un pasivo de 4.360 millones. Su previsión es rozar los 2.000 millones de euros de ingresos y alcanzar un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 227 millones en 2014.
Renfe Mercancías echará a andar con un valor de 377 millones de euros y una deuda de 326,3 millones. Su previsión es seguir en 'números rojos' al menos el próximo ejercicio.
Por su parte, la nueva división Renfe Alquiler de Material Ferroviario (AMF) nacerá con un pasivo de 112 millones, vinculado a los trenes que gestionará. Contará con un parque de 51 trenes para viajeros, 19 de ellos AVE y otros doce capaces de circular tanto por vías convencionales y de Alta Velocidad. También explotará 1.173 vagos de carga y mercancías.
La división de talleres, Renfe Fabricación y Mantenimiento, se valora en 185 millones de euros y asumirá un pasivo de 297 millones.
PUERTA A LA PRIVATIZACIÓN.
El Sector Ferroviario de CC.OO considera que la ratificación de la segregación de Renfe en cuatro sociedades supone entrar en una "fase definitiva de una futura privatización de servicios públicos, que solo garantiza el que unas pocas empresas privadas hagan negocio gracias a las facilidades dadas por el Gobierno".
El sindicato lamenta que esta medida "no garantiza un mejor servicio y no mejora la seguridad de circulación de trenes, tal como ha demostrado la experiencia en otros países", según indicó en un comunicado el secretario general del sector, Manuel Nicolás Taguas.
Por ello, CC.OO. anunció acciones para "concienciar a trabajadores y usuarios" del ferrocarril del peligro que entraña la política injustificada del Gobierno respecto al ferrocarril público".