Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Constancio (BCE) avisa que completar la unión bancaria no será suficiente para un repunte inmediato

Insta a la eurozona a seguir avanzando en las reformas hacia la unión monetaria y económica
El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Vítor Constancio, ha asegurado que completar los mecanismos sobre los que se basará la unión bancaria podría no traducirse en una "repentino repunte del crecimiento del crédito", por lo que ha instado a los países de la eurozona a seguir avanzando en otras reformas necesarias para avanzar en la unión monetaria y económica.
"Completar la reparación de los balances de los bancos es una condición necesaria, pero no suficiente, para consolidar la actual recuperación económica", afirmó Constancio durante una conferencia organizada por el Master en Banca y Regulación Financiera de la Universidad de Navarra.
El vicepresidente del BCE incidió en que el reciente comportamiento del crédito no se explica sólo por las restricciones en la oferta, sino que "en gran medida está vinculado a la falta de demanda".
En este sentido, añadió que la débil demanda domestica en la eurozona, junto con la escasa capacidad industrial, son las explicaciones más importantes de la caída más importante de la inversión privada durante la crisis y el principal factor que limita un mayor crecimiento.
Constancio defendió que la unión bancaria es un "complemento esencial" para la unión monetaria y un proyecto con "grandes consecuencias" en la integración europea. "No es, sin embargo, el final del viajes", advirtió.
A este respecto, subrayó que la unión bancaria debe aportar un marco "eficiente y estable" para la principal tarea que es completar la unión monetaria y económica, y subrayó que, como dijo Jean Monnet, por cada innovación institucional, otras se vuelven necesarias y de forma más urgente.
Por ejemplo, incidió en que para aprovechar plenamente los beneficios de la unión bancaria son necesarios cambios legislativos que la Comisión Europea debería promover para completar el programa de integración de servicios financiero, particularmente en relación con los mercados de capital, lo que incluiría cambios en la legislación sobre empresas y procedimientos de quiebra y una mayor armonización de los impuestos a los productos financieros.
Asimismo, aludió a otros de los desarrollos institucionales necesarios que ya fueron identificados por el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, como completar una unión fiscal que vaya más allá de únicamente reglas de disciplina presupuestaria, hacer progresos en la finalización del mercado único de servicios y adoptar un enfoque más coordinado de la política macroeconómica a nivel de la eurozona.