Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Consumur recomienda usar disfraces que reúnan los requisitos de seguridad

La Asociación Murciana de Consumidores y Usuarios, Consumur, ante la celebración de la fiesta de Halloween, ha elaborado un decálogo de recomendaciones, para asesorar a los consumidores y/o usuarios murcianos que vayan a adquirir los disfraces y accesorios, en el que se informa de los requisitos de seguridad que han de cumplir estos productos y sus destinatarios, así como la vía para la tramitación de posibles reclamaciones.
En este sentido, destaca que anualmente un gran cantidad de pelucas, disfraces y máscaras son incluidos en la red de alerta de productos no alimenticios inseguros. Todos estos productos no cumplen los requisitos legales en cuanto a inflamabilidad, implicando riesgos de quemaduras.
En primer lugar, señala, los disfraces han de cumplir con los requisitos de seguridad y las normas específicas que se apliquen en función del juguete y cumplir con las propiedades mecánicas y físicas, de superficie de ventilación o de inflamabilidad.
Deberán incluir el marcado CE, que significa que ese producto cumple con las exigencias esenciales de seguridad previstas en las normas comunitarias, el nombre y la marca del producto, la razón social, la dirección del fabricante e importador, así como las instrucciones y advertencias de uso.
Controlar que las máscaras cuentan con suficientes orificios de ventilación y que sean adecuados para la edad de la persona que vaya a usarla. En el caso de los cosméticos, la asociación aconseja leer bien el etiquetado en el que deberá constar, como mínimo, el nombre del producto, el fabricante e importador, incluida su dirección, la fecha mínima de caducidad, el número de lote y sus componentes.
En cuanto a los disfraces, además de leer el etiquetado de los mismos y comprobar que cumplen las normas de seguridad, recomienda comprar aquellos que incluyan en el etiquetado las indicaciones de conservación, para seguir las instrucciones de lavado y mantenimiento correctas.
Otros consejos: comparar los precios en varios establecimientos ya que es muy posible encontrar distintos precios para un mismo artículo según el establecimiento; exigir siempre el ticket de compra o la factura, y conservarlo para posibles reclamaciones.
La asociación recomienda también conservar los catálogos comerciales y la publicidad del producto en la que se definan sus características, informarse antes de comprar sobre la devolución del producto y en caso de decirse a hacer su propio disfraz, reciclar los materiales que no emplee y ser creativo, además de adquirir los artículos en un comercio adherido al Sistema Arbitral de Consumo.