Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Coscubiela (ICV) cree que la reducción del salario de banqueros es una "farsa" y llama al Gobierno "trilero"

El portavoz de Empleo de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso, Joan Coscubiela, opina que la reducción del salario máximo permitido a los banqueros de entidades intervenidas o con ayudas de 600.000 a 500.000 euros es una "farsa", y llama al Gobierno "trilero" por cometer "manipulación reincidente".
Así se expresa en un comentario en Twitter recogido por Europa Press con respecto a la decisión del Ejecutivo de aprobar, este viernes o el próximo, una nueva limitación de la retribución fija por todos los conceptos de presidentes ejecutivos, consejeros delegados y directivos de las entidades que, sin hallarse mayoritariamente participadas por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), reciban apoyo financiero.
El cambio se produce apenas dos semanas después de la entrada en vigor de la limitación de las retribuciones de los directivos de entidades bancarias auxiliadas con capital público incluida en la reforma financiera de febrero, donde se fijaba un límite máximo de 600.000 euros para las entidades con ayudas y de 300.000 euros para las intervenidas.
Además, el diputado de ICV acusa al Gobierno de "trilero" por "vender" como una mejora el incremento de la ayuda del Plan Prepara --que pasará en algunos casos de 400 a 450 euros mensuales-- "mientras restringe el acceso" a esta ayuda, y por "repetir la farsa" con esta nueva reducción salarial a los banqueros. "Reincidente manipulación", añade.
"EL BANCO MALO COSTARÁ UN OJO DE LA CARA" A LOS ESPAÑOLES
Asimismo, se pregunta "a qué precio comprará el 'banco malo' los activos dañados de los bancos" y "a qué precio los venderá", alertando de que esta operación puede "costar un ojo de la cara" a los españoles.
Y es que el mismo borrador normativo recoge también la creación de un 'banco puente' al que el FROB podrá trasmitir los activos de la entidad en cuestión que estén bajo su administración para maximizar el precio de venta, o a una entidad de gestión de activos, el conocido como 'banco malo', en la que el organismo tenga una participación.
Asimismo, la norma contempla también el apoyo financiero del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) y del propio FROB a través de garantías o de la concesión de préstamos. Una vez realizada la venta de la entidad, ésta se disolverá y liquidará.