Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Credit Suisse amplía su ajuste y recortará 2.000 empleos más en 2016

Credit Suisse ha ampliado el alcance de su plan de ajuste ante los "decepcionantes" resultados financieros, lo que supondrá el recorte de 2.000 empleos adicionales este año, lo que eleva la cifra a 6.000 puestos de trabajo, frente a los 4.000 anunciados en febrero, con el objetivo de lograr un ahorro de costes de 1.700 millones de francos suizos (1.557 millones de euros) en 2016, según ha anunciado la entidad suiza.
"En cuanto a nuestras actividades de mercados globales, la combinación de una alta e inflexible base de costes, la exposición a un inventario ilíquido en renta fija, niveles de actividad de los clientes históricamente bajos y unas difíciles condiciones de mercado han llevado a unos resultados financieros decepcionantes", reconoció el consejero delegado de Credit Suisse, Tidjane Thiam.
"En este contexto, hemos adoptado acciones inmediatas para reducir nuestras posiciones demasiado grandes en actividades que no encajan con nuestra nueva estrategia y reducido sistemáticamente nuestras exposiciones", añadió.
De este modo, la entidad helvética ha revisado al alza su objetivo de ahorro de costes para 2018 desde 3.500 millones de francos suizos (3.205 millones de euros) hasta al menos 4.300 millones de francos suizos (3.938 millones de euros), de los que 1.700 millones de francos suizos corresponderán a 2016.
En este sentido, Credit Suisse ha anunciado su intención de acelerar su plan de recorte de costes en el primer trimestre de 2016 con la reducción de su plantilla en 6.000 efectivos, de los que ya se han eliminado 2.800 puestos de trabajo.
Credit Suisse pretende reducir su base de costes operativos hasta 19.800 millones de francos suizos (18.139 millones de euros) en 2016 y recortarla hasta menos de 18.000 millones de francos suizos (16.490 millones de euros) para 2018.
Asimismo, el banco se ha marcado el objetivo de reducir sus activos de riesgo hasta 60.000 millones de dólares (54.550 millones de euros) para finales de 2016 desde la anterior meta de entre 83.000 y 85.000 millones de dólares (75.455 y 77.280 millones de euros).