Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Credit Suisse pierde 2.634 millones en 2015 y acelerará el recorte de 4.000 empleos

Credit Suisse sufrió al cierre de 2015 sus primeras pérdidas anuales desde 2008 al registrar un resultado negativo de 2.944 millones de francos suizos (2.634 millones de euros), frente al beneficio de 1.875 millones de francos suizos (1.677 millones de euros) de 2014, según anunció la entidad, que acelerará su programa de reducción de costes, incluyendo el recorte de 4.000 puestos de trabajo.
Las cuentas de Credit Suisse reflejan un impacto negativo extraordinario de 3.797 millones de francos suizos (3.394 millones de euros) por ajustes en el valor de activos relacionados principalmente con la adquisición en el año 2000 de la firma Donaldson, Lufkin & Jenrette.
Asimismo, la entidad asumió costes de reestructuración de 355 millones de francos (317 millones de euros) en relación con la implementación de su nueva estrategia, además de un impacto negativo de 821 millones de francos (734 millones de euros) en costes por litigios.
El pasado mes de octubre, Credit Suisse anunció una profunda reestructuración de sus actividades con el objetivo de lograr un ahorro de costes de 3.500 millones de francos suizos (3.130 millones de euros) y reducir la base de costes hasta un rango de entre 18.500 y 19.000 millones de francos suizos (16.530 y 16.977 millones de euros)
La cifra de negovio neta de Credit Suisse en el conjunto del pasado ejercicio alcanzó un total de 23.797 millones de francos suizos (21.285 millones de euros), un 9,3% menos que en el ejercicio 2014.
En el cuarto trimestre, la entidad suiza registró pérdidas de 5.828 millones de francos suizos (5.211 millones de euros), frente al beneficio neto de 691 millones de francos suizos (617 millones de euros) en el mismo periodo de 2014, mientras su cifra de negocio bajó un 33,9%, hasta 4.210 millones de francos suizos (3.765 millones de euros).
"Dado el entorno particularmente difícil al que nos enfrentamos, en el cuarto trimestre decidimos acelerar la implementación de nuestro programa de ahorro de costes", declaró Tidjane Thiam, consejero delegado de Credit Suisse, quien apuntó que se está llevando a cabo la reducción de unos 4.000 puestos de trabajo, incluyendo empleados, contratistas y consultores.
Combinando las medidas implementadas en el cuarto trimestre, la entidad calcula un ahorro de costes para finales de enero de 1.200 millones de francos anuales (1.072 millones de euros), el 34% del ahorro presupuestado para finales de 2018.