Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Credit Suisse tuvo una pérdida neta de 5.500 millones de euros en el ejercicio 2008

En la imagen, logotipo del banco Credit Suisse en un edificio de la compañía en Zúrich (Suiza). El segundo banco más importante de suiza, el Credit Suisse, anunció hoy que ha registrado una pérdida neta de 8.220 millones de francos (unos 5.500 millones de euros) en el ejercicio 2008, de los que 6.000 millones de francos correspondieron al cuarto trimestre del año pasado. EFEtelecinco.es
El banco Credit Suisse anunció hoy que ha registrado una pérdida neta de 8.220 millones de francos (unos 5.500 millones de euros) en el ejercicio 2008, de los que 6.000 millones correspondieron al cuarto trimestre del año pasado.
En 2007, el segundo banco de Suiza había obtenido un beneficio neto de 7.760 millones de francos (4.942 millones de euros, al tipo de cambio del día de la publicación de ese resultado).
En un comunicado, el establecimiento aseguró que "ha comenzado con fuerza el año 2009" y que todas sus divisiones de negocios han sido rentables en lo que va del año.
Su director ejecutivo, Brady Dougan, dijo que los resultados del último ejercicio anual son "claramente decepcionantes", pero aseguró que su entidad bancaria empezó bien 2009 "con una muy buena capitalización, un modelo comercial sólido y una clara estrategia y actividades bien posicionadas".
Para el grupo en su conjunto, la pérdida han sido superiores a las que habían previsto los analistas, que calcularon que serían del orden de los 6.000 millones de francos.
La división "Private Banking" del Credit Suisse -dedicada a la gestión de fortunas, así como a la banca corporativa y de detalle- registró un beneficio antes de impuestos de 4.209 millones de francos (2.815 millones de euros), lo que representa un descenso del 23 por ciento frente a 2007.
De ese importe de beneficio, la gestión de fortunas cuenta por 2.442 millones de francos, lo que supone una bajada del 37 por ciento, mientras que los ingresos netos fueron inferiores en un 8 por ciento.
Sin embargo, los analistas del banco consideraron que éste es un "buen resultado, si se tiene en cuenta la menor actividad de los clientes y el promedio más bajo de activos gestionados".
El banco destacó que en su área de banca corporativa y al detalle logró en 2008 un beneficio récord de 1.767 millones de francos (unos 1.180 millones de euros), un 9 por ciento más que el año anterior.
El área de "Asset Management" (gestión de activos institucionales) registró una pérdida de 1.127 millones de francos (unos 750 millones de euros).
También la división "Investment Banking" (banca de inversión) del Credit Suisse registró una pérdida, esta vez de 14.183 millones de francos (unos 9.480 millones de euros).
En tanto, "los ingresos netos básicos se sitúan en 1.835 millones de francos negativos, en comparación con los 18.958 millones de francos positivos de 2007", indicó la entidad.
No obstante todo ello, Credit Suisse sufrió menos de la pérdida de confianza por parte de su clientela que UBS -que ayer anunció una pérdida anual histórica de más de 13.000 millones de euros-, ya que en todo el año registró retiros por 3.000 millones de francos (frente a los 200.000 millones que soportó UBS).
"Private Banking" registró nuevos fondos netos de 50.900 millones de francos (34.000 millones de euros), mientras que sólo durante el último trimestre de 2008 la actividad de gestión de fortunas acogió 13.800 millones de francos (9.210 millones de euros).
En cambio, en la división "Asset Management" (gestión de activos institucionales) los retiros de dinero se elevaron a 21.100 millones de francos.
Así, los patrimonios totales administrados del grupo al 31 de diciembre de 2008 ascendían a 1,1 billones de dólares, lo que es 24,4 por ciento menos que un año antes.