Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuba dice que ahorra 18.000 toneladas de combustibles con las restricciones

Las medidas incluyeron el corte del suministro eléctrico a las empresas e instituciones que no tuvieran un plan de merma del consumo o que no lo cumplieran y restricciones en el uso de aparatos de aire acondicionado y refrigeradores. EFEtelecinco.es
Las restricciones al consumo de energía que el Gobierno cubano aplica desde el 1 de junio en el sector estatal han ahorrado al país el equivalente a 18.296 toneladas de combustibles, informaron hoy fuentes oficiales.
El descenso del consumo en empresas e instituciones del Estado hizo innecesario programar apagones en el sector residencial, dijo el director de Uso Racional de Energía de la Unión Eléctrica, Ricardo González, al diario Granma, portavoz del gobernante Partido Comunista.
"Pero nadie debe confiarse. Durante julio y agosto sigue subiendo la temperatura y con ella el consumo de ventiladores, sistemas de climatización y equipos de refrigeración domésticos y comerciales", advirtió el funcionario.
Las medidas incluyeron el corte del suministro eléctrico a las empresas e instituciones que no tuvieran un plan de merma del consumo o que no lo cumplieran, restricciones en el uso de aparatos de aire acondicionado y refrigeradores, cambios de horarios laborales y reducción de rutas y frecuencias en el transporte público.
El Gobierno que preside el general Raúl Castro dictó las drásticas medidas al empeorar la situación económica cubana por los efectos de la crisis financiera internacional y la caída de ingresos por exportaciones y turismo, entre otros factores que dejaron a la isla sin liquidez.
La expectativa oficial de crecimiento para 2009 fue reducida de un 6 a un 2,5 por ciento.