Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

DL exige hoy en el Congreso cambiar objetivos de déficit de 2016 porque incumplen la Ley de Estabilidad

Democracia y Libertad (DL) acusa al Gobierno de incumplir la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera de 2012 al aprobar unos objetivos de déficit para las comunidades autónomas que no respetan lo previsto en la normativa y le exige por tanto que cambie los objetivos fijados para 2016 y que anule con carácter retroactivo los efectos de los incumplimientos durante la pasada legislatura.
En una proposición no de ley que será debatida hoy en la Comisión de Hacienda del Congreso y que recoge Europa Press, los independentistas catalanes critican que, pese a que las comunidades autónomas son las administraciones que más gasto social tienen (75% del total), el Ejecutivo central del PP no ha tenido en cuenta esa realidad a la hora de repartir los objetivos de déficit acordados con la UE.
De hecho, durante los pasados cuatro años, "en lugar de intentar afectar lo mínimo posible el Estado del Bienestar, el Gobierno central se rigió por una lógica totalmente contraria" al concederse a sí mismo un margen "muy amplio" --68% del total-- para "no tener que hacer prácticamente ajustes" mientras dejaba unos márgenes "ínfimos" --18%-- a las comunidades autónomas. "Y cada ejercicio el reparto se hacía de forma más desequilibrada", insiste.
PERIODO TRANSITORIO
Algo que, además de ser injusto a juicio de DL, también incumple la disposición transitoria primera de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, según la cual entre 2012 y 2020 "el peso del déficit estructural de las comunidades autónomas en el conjunto del déficit estructural de todas las administraciones debe ser el mismo que el 1 de enero de 2012".
Esto supone que las comunidades autónomas en su conjunto no deberían haber tenido objetivos de déficit estructural inferiores al 39,46% y, sin embargo, en 2015 fue apenas del 2,1% del total, según Democracia y Libertad, que acusa al Gobierno de Mariano Rajoy de haber "modificado la proporción en perjuicio de las comunidades" cada año, fijando unos objetivos que "no cumplen la ley ni por asomo".
Así, en cada ejercicio de la pasada legislatura el conjunto de las administraciones regionales acabó teniendo que realizar "recortes mayores" a los que le deberían haber correspondido y, pese a ello, ni un solo año consiguió cumplir los objetivos, a pesar de que "de haberse aplicado la ley" se habría llegado a los objetivos "con creces" mientras la Administración General y la Seguridad Social habrían tenido incumplimientos "todavía mayores".
Según los cálculos de DL, de haberse aplicado la normativa correctamente las comunidades habrían tenido, por ejemplo, un objetivo del 2,24% en 2014 frente al 1% que se les impuso, con lo que el 1,66% con que cerraron el ejercicio habría estado dentro de los márgenes. Por contra, el Estado habría sobrepasado en casi dos puntos el 2,6% que le debería haber correspondido en lugar del 4,5% que finalmente se aprobó y que tampoco cumplió ya que cerró 2014 con un déficit del 4,56%.
EXPLICAR A BRUSELAS ESTA REALIDAD
Por todo ello, los independentistas catalanes quieren que la Comisión de Hacienda inste al Gobierno a modificar "con carácter inmediato y en el plazo de un mes" el reparto del objetivo de déficit entre las diferentes administraciones para 2016, y que actualmente están cerrados en el 2,2% para el Estado, el 0,3% para las comunidades, el mismo porcentaje para la Seguridad Social y el 0% para los ayuntamientos.
Además del cumplimiento de la normativa en el nuevo reparto, DL reclama que se corrijan "con carácter retroactivo desde 2012" los efectos del incumplimiento de los objetivos y que se explique a la Comisión Europea que dichos incumplimientos "no corresponden a las finanzas de las comunidades autónomas sino de la Administración central", por lo que si hacen falta nuevas medidas de austeridad como ya ha reclamado Bruselas se impongan únicamente al Gobierno del Estado.