Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dancausa (Bankinter) pide prudencia para no llamar al equívoco a los hipotecados ante los bajos tipos

Cree que no hay que "generar expectativas" como las de "cuando me den una hipoteca me van a pagar, además, intereses"
La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, ha pedido este jueves prudencia ante los bajos tipos de interés para evitar llamar al equívoco a quienes vayan a solicitar una hipoteca pensando que, además de recibir el préstamo, se les va a pagar intereses por ello.
Durante su intervención en la junta de accionistas de la entidad, Dancausa ha señalado que los actuales tipos de interés son "absurdamente bajos", tanto que "han hecho que hasta los más expertos acepten términos ilógicos como 'tipos de interés negativos'".
"No está de más que alguien se atreva a decir que tal cosa no existe", ha subrayado Dancausa, quien ha precisado que puede existir interés cero o los cargos por servicio de custodia, pero ha matizado que mezclar lo anterior y llamarlo intereses negativos "no parece correcto".
"Lo más sorprendente es que esto tenga la bendición de quienes deberían tener prudencia para no generar expectativas, como las de que 'cuando me den una hipoteca para mi casa me van a pagar, además, unos intereses que me van a venir muy bien", ha destacado.
La consejera delegada ha indicado que supone que lo próximo que se invente seré el 'riesgo negativo' para las aseguradoras, es decir, "que a cambio de suscribir un determinado riesgo, no se reciba una prima por el riesgo asumido, sino que se pague algo al cliente por ese favor que se le acaba de hacer".
"Por este camino podemos seguir soñando y pensar que donde siempre ha existido riesgo ahora existe una quinta dimensión en la que los riesgos desaparecen y cobran estado de gracia", ha ironizado la consejera delegada, que ha considerado la situación un "despropósito" y un "sinsentido".