Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Datos económicos enfrían el ánimo en Wall Street

El índice Dow Jones de Industriales cerró con un avance del 0,04% una sesión muy variable en la Bolsa de Nueva York, después de constatar previsiones de crecimiento económico más cautas de la Reserva Federal y un descenso en las ventas minoristas en Estados Unidos en junio. EFE/Archivotelecinco.es
Más datos que apuntan de nuevo a un avance menos sólido de la economía en Estados Unidos contribuyeron hoy a enfriar un tanto los ánimos en la Bolsa de Nueva York, aunque el índice Dow Jones logró encadenar siete sesiones de ganancias.
Las ventas minoristas, que son una referencia del tono comprador de los consumidores estadounidenses, bajaron en junio el 0,5%, más de lo que se preveía y que se une al retroceso del 1,1% en mayo, lo que suscita más interrogantes en torno al ritmo de avance de la actividad económica en este año.
La Reserva Federal también se muestra ahora más cauta que hace unos meses respecto del crecimiento en este año y acerca de la evolución del empleo, lo que rebajó este miércoles la euforia que suscitaron los primeros resultados trimestrales de grandes empresas de EE.UU. y sus optimistas perspectivas de negocio para este año.
La Reserva divulgó hoy las actas de la última reunión celebrada en junio, en la que mantuvo los tipos de interés entre el 0% y el 0,25%, y revisó ligeramente a la baja sus perspectivas de crecimiento para este año, algo que no descartaba el mercado.
La entidad calcula que el Producto Interior Bruto (PIB) de EE.UU. crecerá entre un 3% y un 3,5% este año, dos décimas menos en ambos casos de lo que preveía en abril.
En cuanto al mercado laboral, estima que la tasa de desempleo estará entre el 9,2% y el 9,5%, frente a unas previsiones anteriores de que se situaría entre el 9,1% y el 9,5%.
Los miembros del Comité del Mercado Abierto en esa entidad señalaron en su última reunión que el panorama económico "se ha aflojado un poco" y consideran que la reactivación económica en el segundo trimestre será quizás menor de lo que preveían.
Con ese panorama de fondo, los inversores se mostraron más cautos y dubitativos que en los seis días anteriores, aunque un soplo comprador de última hora llevó al Dow Jones de Industriales a cerrar con una leve ganancia.
Ese indicador bursátil, la principal referencia de la Bolsa de Wall Street, ganó en esta ocasión el 0,04% (3,70 puntos), para finalizar en 10,366,72 puntos, y ha acumulado un alza del 7% en las últimas siete sesiones.
El selectivo S&P 500 bajó el 0,02% (-0,17 puntos), a 1.095,17 puntos y el índice compuesto del mercado Nasdaq avanzó el 0,35% (7,81 puntos) y concluyó a 2.249,84 unidades.
El sector de empresas de tecnología (0,76%) tuvo una jornada más favorable que el resto, debido en parte al empuje que recibió de los sólidos resultados que presentó Intel el martes, después de haber concluido la sesión bursátil.
Las acciones de esa compañía, que es el mayor fabricante mundial de semiconductores y forma parte del Dow Jones, subieron el 1,67% y junto a Cisco Systems, que ganó el 2,82%, encabezaron el grupo de empresas en ese índice cuyas acciones se negociaron al alza.
Intel logró entre abril y junio una ganancia neta de 2.887 millones o 51 centavos por acción, más de lo que se preveía y subió un 34% su facturación respecto de igual periodo del año anterior, que había cerrado con pérdidas.
Además de Intel y Cisco, también tuvieron una sesión positiva Microsoft (1,23%) y Hewlett-Pakard (1,22%), en tanto que otra decena de componentes del Dow Jones lograron alzas inferiores al uno por ciento.
La sesión resultó desfavorable para Home Depot (-1,26%), American Express (-1,06%), Alcoa (-0,82%), Merck (-0,69%), Disney (-0,61%) y 3M (-0,6%), entre otras empresas del Dow Jones que cerraron en negativo.
En la próxima jornada, los inversores tendrá ocasión de evaluar los resultados trimestrales de JPMorgan Chase, el primer gran banco estadounidense en presentar cuentas y cuyas acciones se depreciaron el 0,32% este miércoles.
El barril de crudo de Texas para agosto cerró a 77,04 dólares, 11 centavos más barato que el martes.
El dólar se depreció ante el euro y por esa divisa europea se pagaban 1,2738 dólares al cierre del mercado bursátil, frente a 1,2715 dólares el día anterior, en tanto que la deuda pública estadounidense a diez años subía de precio, para ofrecer una rentabilidad del 3,05%.