Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Datos económicos negativos deprimen aún más a Wall Street

El índice Dow Jones de Industriales retrocedió 41,49 puntos y se situó en 9.732,53 unidades, al tiempo que el selectivo S&P 500 bajó el 0,32% (-3,34 enteros), a 1.027,37 puntos. EFE/Archivotelecinco.es
Una oleada de datos negativos acerca de la actividad económica y el desempleo en Estados Unidos agudizaron hoy el pesimismo en Wall Street y se prevé que el panorama del mercado laboral, que se conocerá el viernes, tampoco ayudará a mejorar el estado anímico reinante.
Los inversores aguardan con ansiedad los cálculos que difundirá el Departamento de Trabajo antes de comenzar la última sesión de la semana, que podrían reflejar una pérdida de entorno a cien mil empleos en junio respecto de mayo y situar la tasa de desempleo en el 9,8%, una décima más que en el mes previo.
Signos de un mayor deterioro del empleo podrían acelerar la corriente vendedora en el mercado bursátil, apenas dos días después de cerrar el segundo trimestre de este año con una fuerte corrección.
La contundencia de los datos que salieron hoy a la luz, que reflejaron un descenso del 30% en las ventas pendientes de casas en mayo y una merma del 0,2% en los gastos de construcción, recordaron una vez más el debilitamiento del mercado de la vivienda en EE.UU.
El sector manufacturero, que ha dado muestras durante casi un año de una sólida recuperación, también flaqueó en junio y se prevé que el ritmo de crecimiento no será tan robusto en lo que queda de año, según el sondeo mensual que realiza The Conference Board.
El índice de actividad manufacturera que elabora esa entidad bajó a 56,2 puntos el mes pasado, desde los 59,7 puntos de mayo, lo que refleja que el sector creció de nuevo en junio pero a un ritmo sensiblemente menor.
Otras cifras relativas a peticiones nuevas de ayudas por desempleo también fueron más desfavorables de lo esperado, al registrarse la pasada semana 13.000 peticiones más que en la anterior, lo que aumentó el nerviosismo en el mercado bursátil en la víspera de que salga el informe mensual completo del mercado laboral.
El índice Dow Jones de Industriales logró, en la última hora de negocios, frenar algo la firme tendencia bajista que imperó durante buena parte de la sesión y cerró con un descenso del 0,42% (-41,49 puntos), para finalizar en 9.732,53 unidades.
El selectivo S&P 500 bajó el 0,32% (-3,34 enteros), a 1.027,37 puntos y el índice compuesto del mercado tecnológico Nasdaq descendió el 0,37% (-7,88 unidades) y finalizó en 2.101,36 enteros.
Bank of America (-2,44%), General Electric (-2,08%), Merck (-1,52%), JPMorgan Chase (-1,31%) e Intel (-1,03%) lideraron el grupo mayoritario de empresas en el Dow que registraron descensos.
También se anotaron pérdidas destacables Hewlett-Packard (-0,9%), Exxon Mobil (-0,81%), United Technologies (-0,8%), Boeing (-0,78%), IBM (-0,74%) y Procter & Gamble (-0,73%), entre otras.
Tan sólo siete componentes de ese índice lograron terminar sin pérdidas y la sesión fue más favorable para McDonald's (1,28%), Microsoft (0,65%), AT&T (0,62%) y Walmart (0,56%).
Fuera de ese índice, las acciones de Ford se revalorizaron el 4,86%, a 10,57 dólares, a pesar de registrar en junio un descenso del 13% en sus ventas de automóviles respecto de mayo, aunque han subido el 13,3% en un periodo de un año.
Los títulos de Amazon.com se revalorizaron el 1,56%, en una jornada en que anunció el lanzamiento de una versión renovada de su lector electrónico Kindle DX y una rebaja en su precio, de 489 a 379 dólares.
El barril de crudo de Texas se depreció el 3,54% o 2,68 dólares y cerró a 72,95 dólares, en un ambiente de mayor inquietud acerca del efecto que una ralentización de la actividad en EE.UU. y en China, donde frenó también la actividad manufacturera en junio, podría tener sobre el nivel de demanda energética.
El dólar se debilitó ante el euro y por esa divisa europea se pagaban 1,2519 dólares al cierre del mercado bursátil, al tiempo que la deuda pública estadounidense a 10 años bajaba de precio, para ofrecer una rentabilidad del 2,95%.