Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dijsselbloem advierte a España de que si el nuevo Gobierno no toma medidas fiscales se sancionará al país

El presidente del Eurogrupo y ministro de Finanzas de Países Bajos, Jeroen Dijsselbloem, ha advertido al Gobierno que salga de las próximas elecciones generales en España, que se celebrarán el 26 de junio, de que si no adopta medidas para corregir los problemas fiscales del país serán impuestas sanciones por parte de la Comisión Europea.
En declaraciones a la cadena estadounidense CNBC, Dijsselbloem ha reconocido que "España lo ha hecho muy bien en su recuperación tras una profunda crisis", destacando sus buenas cifras económicas en los últimos años y que "en el último trimestre son bastante fuertes".
Sin embargo, el presidente del Eurogrupo ha señalado que el mayor reto que tiene por delante España es fiscal, ya que sus cuentas aún no han sido puestas en orden completamente.
"Cualquier nuevo Gobierno, sea quien sea el que lo forme, necesita corregirlo", ha subrayado el presidente del Eurogrupo desde la localidad japonesa de Sendai, donde tiene lugar la cumbre de ministros de Finanzas y bancos centrales del G7.
"La Comisión ha sido clara, ha dicho: No vamos a imponer sanciones ahora, pero las tenemos listas y si el nuevo Gobierno español no corrige los problemas fiscales, presupuestarios, se impondrán sanciones", ha señalado.
Por otro lado, Dijsselbloem ha defendido los efectos positivos de la política monetaria desplegada por el Banco Central Europeo (BCE), aunque ha admitido que en estos momentos pueden lograrse mayores efectos a través de reformas estructurales y políticas adecuadas en vez de con políticas monetarias más expansivas.
"Existe un equilibrio, creo que nosotros, los políticos, tenemos que hacer más y sólo entonces el BCE podrá hacer menos", ha reconocido el presidente del Eurogrupo, quien ha evitado criticar directamente al Banco de Japón por su posible intervención en el mercado de divisas, pero ha defendido que "la valoración de las monedas debería basarse sobre fundamentos económicos reales y no ser instrumentos de competencia entre países".