Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Dow Jones cae más de 400 puntos en una jornada marcada por las dudas sobre la economía de China

El índice Dow Jones, principal selectivo de la Bolsa de Nueva York, perdía este lunes más de 400 puntos en una jornada marcada por el desplome de las bolsas chinas, que ha llevado al gigante asiático a cerrar la sesión antes de tiempo y ha puesto sobre alerta a los inversores.
En concreto, el Dow Jones registraba caídas por encima del 2% durante la primera jornada del año y perdía en varias ocasiones la cota psicológica de los 17.000 puntos, llegando a registrar un mínimo de 16.958 puntos.
Esto supone una caída de 467 puntos respecto al cierre de la sesión anterior, cuando el pasado 31 de diciembre el Dow Jones finalizó el año situado en 17.425,03 puntos.
Este negativo comienzo de 2016 para el selectivo de Nueva York supone la peor apertura de año del Dow Jones en 84 años, cuando en 1932 esta Bolsa abrió con una caída por encima del 8%, según citan medios estadounidenses.
Los principales selectivos se han teñido de rojo después de que las bolsas chinas hayan tenido que cerrar la sesión antes de tiempo como consecuencia de la entrada en vigor de la nueva normativa de 'cortocircuitos', que establece la suspensión de la actividad si se registran caídas superiores al 7%.
En concreto, el selectivo CSI300, índice que agrupa las mayores compañías cotizadas en las bolsas de Shanghai y Shenzen, dio por terminada la sesión hora y media antes del cierre habitual cuando cedía un 7,02%, situándose en 3.470,41 puntos.
Estas caídas también han coincidido con el deterioro del sector manufacturero del gigante asiático en el mes de diciembre, que según el índice PMI acumula cinco meses consecutivos por debajo del umbral de 50 puntos, lo que representa contracción de la actividad en el sector.
Las dudas sobre China también han arrastrado al Ibex 35, que ha cerrado la primera sesión del año en negativo con un recorte del 2,42%, lo que ha llevado al selectivo a mantenerse por debajo de los 9.400 enteros, en la misma línea que el resto de plazas europeas.