Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Draghi advierte de que la economía es frágil, pues la recuperación sólo está "en su infancia"

La fragilidad de la economía de la zona euro persiste a pesar de los síntomas de mejora exprimentados en diversos ámbitos y el final de la recesión en el segundo trimestre, según el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, quien ha advertido de que la recuperación se encuentra sólo en su infancia.
"La recuperación se encuentra sólo en su infancia. La economía continúa frágil y el desempleo demasiado elevado", aseguró el banquero italiano en un acto celbrado en Berlín, donde subrayó que la mejora experimentada en los mercados financieros aún no se ha trasladado a la economía.
En este sentido, y ante las débiles perspectivas de inflación a medio plazo, Draghi reiteró el mensaje de que el BCE espera mantener los tipos de interés en los actuales niveles o incluso por debajo durante un periodo prolongado de tiempo.
Asimismo, el presidente del BCE subrayó la importancia para lograr un crecimiento sostenible en la zona euro de estabilizar la región, así como de fortalecer la eurozona mediante políticas sostenibles en todos los países e incrementando la competitividad completando la arquitectura de la unión monetaria.
A este respecto, Draghi apuntó que la reducción del los costes salariales es la manera más rápida de recuperar competitividad, mientras que hace falta un acercamiento más a largo plazo para incrementar la productividad. "En mi opinión, la eurozona hoy necesitamos ambos", añadió.
APRENDER DE EEUU.
Por otro lado, el presidente del BCE ha subrayado la importancia de completar y fortalecer la arquitectura de la unión monetaria, especialmente en el capítulo de la unión bancaria.
En este sentido, indicó que contar con un supervisor bancario único contribuirá a estimular la concesión de préstamos al incrementar la transaparencia, así como la confianza de los inversores por el empleo de estándares comúnes a todas las entidades de la eurozona.
Asimismo, Draghi subrayó la importancia de acelerar el saneamiento del balance de los bancos de cara al establecimiento de un mecanismo más común de resolución de entidades.
"La unión bancaria debería contribuir a acelerar el saneaiento de los bancos (...) Necesitamos un mecanismo que permita liquidar las entidades no viables sin representar un riesgo para la estabilidad financiera, como hemos visto en EEUU", dijo el banquero.
"Esto suele servir de apoyo a una recuperación más rápida de las crisis bancarias y a una provisión de crédito más estable a las empresas y hogares", añadió.