Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EDF prevé vender activos por importe de 6.500 millones de euros en 2016, según 'Les Echos'

La eléctrica francesa EDF se ha fijado en sus presupuestos de 2016 el objetivo de vender activos por valor de 6.500 millones de euros, una cifra sin precedentes en la historia de la compañía y con la que pretende financiar nuevos proyectos, según publica este miércoles 'Les Echos'.
El diario galo remarca que está cifra es muy superior al valor de 550 millones de euros que tenían los activos vendidos en 2015 y añade que la eléctrica prevé seguir con su proceso de desinversión en 2017 y 2018, marcándose un objetivo de 2.600 y 2.2000 millones de euros, respectivamente.
Según han indicado desde la compañía a 'Les Echos', el calendario de venta de activos se marca siempre como prioridad conseguir el máximo valor posible por ellos. "Hablemos menos de ventas y llevémoslas más a cabo", afirmó el directivo de EDF responsable de finanzas, Thomas Piquemal.
El objetivo de la empresa es financiar nuevos proyectos con la venta de estos activos, para evitar aumentar así su deuda, que a medidados de 2015 era de alrededor de 37.500 millones de euros, y cumplir con su compromiso de ingresar más dinero del que gasta en 2018.
La compañía tiene sobre la mesa dos importantes proyectos para 2016, ya que tiene que tomar una decisión sobre la inversión final en la construcción de dos reactores nucleares EPR en Hinkley Point (Reino Unido) y sobre la toma de control de Areva NP.
Estos proyectos se calcula que requerirán una inversión por parte de la compañía de 21.700 y de 2.700 millones de euros, respectivamente. "Está claro que si EDF decide participar en Hinkley Point C, será necesario un plan sustancial de ventas", afirmaban el mes pasado los analistas de RBC Capital Markets.
Entre las desinversiones que podría llevar a cabo, EDF podría vender a partir de enero la participación del 49,9% que tiene en una empresa conjunta con la estadounidense Exelon, CENG, que explota cinco reactores nucleares.
Asimismo, también podría vender la mitad del capital de RTE, el gestor de la red de alta tensión en Francia, o una parte de su parqué nuclear británico para financiar el proyecto de Hinkley Point, en caso de que decida participar.