Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU y Japón secundan a la UE en su denuncia de las restricciones de Argentina al comercio

Los gobiernos de EEUU y Japón han presentado este martes sendas notificaciones ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) solicitando la apertura de un periodo de consultas con Argentina por las restricciones a las importaciones aplicadas por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, una vía abierta el pasado 25 de mayo por la Unión Europea en represalia por la expropiación de YPF a Repsol.
"Japón y EEUU han notificado por separado una petición de consultas con Argentina sobre presuntas restricciones a las importaciones mediante un sistema de licencias no automáticas para las importaciones y otras medidas relacionadas", informó la OMC.
Según estas notificaciones, ambos países consideran estas medidas restrictivas para las importaciones y "discrimatorias" respecto a los productos domésticos argentinos. Asimismo, ambas demandas plantean que estas medidas "no parecen guardar relación alguna con la aplicación de ninguna medida bajo los acuerdos de la OMC".
De este modo, Japón y EEUU secundan el camino emprendido por la UE el pasado 25 de mayo, cuando decidió denunciar a Argentina por idéntica cuestión en represalia por la decisión del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner de expropiar la petrolera YPF, filial de la española Repsol.
"Las restricciones que denunciamos y las medidas relacionadas con Repsol son la expresión de una dirección política que estamos viendo en Argentina y que es muy preocupante para las empresas europeas", indicó entonces un alto representante comunitario.
Estas restricciones, implantadas por Argentina en 2011, afectaron a cerca de 500 millones de euros de exportaciones comunitarias en ese mismo año. En 2012, las medidas se han ampliado a todos los productos, con lo que la magnitud del comercio potencialmente afectado podría ascender a 8.300 millones de euros anuales. En el último año, las exportaciones de la UE a Argentina han caído un 4%.