Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ERC critica las "frases vacías" de Rajoy que buscan convencer de que "ser pobre es una bendición"

El diputado de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el Congreso Joan Tardà ha criticado este miércoles las "frases vacías" del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cuando habla sobre el inicio de la recuperación económica y del empleo, que a su juicio se enmarcan en la "batalla ideológica" por convencer a la población de la "maldita mentira" de que "ser pobre es una bendición".
Así se ha pronunciado en declaraciones a los medios al ser preguntado por las palabras de Rajoy sobre la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre, hecha pública este martes, y sobre la que el presidente dijo estar "muy contento" porque "las cosas van bien y van a ir a mejor".
"No sé si merece responder, porque creo que existe un hartazgo de frases vacías. Las cosas no sólo no van mejor sino que van peor. Y creo que, precisamente, las cifras así lo demuestran. No sé qué cifras utilizan ellos, y ha llegado un momento en que las palabras se convierten en armas en contra de la inteligencia y de las personas", ha reprochado el independentista catalán.
Es más, el diputado ha reconocido no "atreverse" ni siquiera a hacer "copartícipes" a los votantes de ERC de que hay "una cierta voluntad de recuperación" porque percibe "un gran desánimo" entre la gente, que "comprueba cómo cada día que pasa" el país está "peor" y que en sus propios entornos no ven "recuperación en ninguna parte".
CADA VEZ MÁS POBREZA.
"Es más, lo que veo es un incremento de la pobreza, bolsas de pobreza que se cronifican e incluso un deterioro de la salud pública", ha lamentado Tardà, que opina que el Gobierno está "poniendo los cimientos de una recuperación ficticia" en la que "el derecho a trabajar ya no existe" y "sólo se puede elegir entre el paro o la precariedad".
Unas premisas que se "están normalizando" entre los ciudadanos, gracias en parte al propio presidente, con el objetivo de "normalizar la pobreza y la miseria". "Ahora empieza la batalla ideológica que quieren ganar, y que quizás ganarán, de que aspirar a ser pobre resulta una bendición. Ésa es la gran trampa, la maldita mentira, y no tienen vergüenza", ha zanjado.