Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) Roca presenta un ERE temporal en Gavà, Alcalá de Henares y Alcalá de Guadaira con casi 1.200 afectados

Roca ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) de suspensión temporal de contratos para 1.193 trabajadores de sus centros de Gavà (Barcelona), Alcalá de Henares (Madrid) y Alcalá de Guadaira (Sevilla), ha informado este miércoles la compañía en un comunicado.
Según han explicado a Europa Press fuentes de Roca, la compañía de sanitarios cuenta con una plantilla de 2.500 trabajadores en España, y el ERE afecta a todo el área de producción y deja fuera el resto de áreas de la empresa, como comercial, dirección y control.
La suspensión temporal de empleo empezará en diciembre en la factoría de Alcalá de Henares, afectará a 371 personas y tendrá una duración máxima de cuatro meses en el periodo de un año.
En las fábricas de Gavà y Alcalá de Guadaira, la suspensión tendrá una duración de dos meses y se aplicará durante 2012, afectando a 587 y 235 empleados, respectivamente.
La compañía ha argumentado que la medida se ha tomado ante la continua desaceleración que el sector de la construcción en España viene arrastrando desde 2007, que se ha agudizado "de forma drástica" durante los años 2008, 2009 y 2010 y que aún ha seguido empeorando en 2011, lo que ha provocado un "continuo descenso" de las ventas del grupo en España.
Roca ha justificado que la suspensión temporal en las tres fábricas --las únicas en España que fabrican productos bajo la marca Roca-- pretende "reducir los programas de fabricación y ajustarlos a las necesidades de ventas del presente y del futuro inmediato".
La empresa ha constatado que los visados autorizados de obra nueva para uso residencial en España se situaron en 50.209 en los primeros siete meses de 2011, lo que supone un descenso del 13% en comparación con el mismo periodo del año anterior, mientras que en el conjunto de 2010 cayeron un 17,3% respecto al año anterior.
La multinacional cerró 2010 con una cifra de negocio de 1.498 millones de euros, lo que representó un incremento del 5,5% respecto al ejercicio anterior, pero las ventas del grupo en el mercado español se situaron en 332 millones de euros, lo que supuso un descenso del 17,2% respecto a 2009, que se añade al de 2009, que fue de 32,3% respecto al año anterior.
Las plantas de producción de Roca en España exportan hacia mercados europeos cerca del 30% de su producción, pero la compañía ha asegurado que las ventas en esta área también están viviendo una ralentización debido a la crisis económica y financiera de Europa.
Tras presentar este miércoles el ERE a los sindicatos, la multinacional catalana está pendiente de iniciar un periodo de consultas con los comités de empresa de las tres plantas para poder llevar a cabo la medida.
500 DESPIDOS EN 2009
En julio de 2009, Roca presentó un ERE de extinción para despedir a 713 trabajadores de las tres fábricas españolas, que finalmente afectó a 504 empleados.
Dentro de la misma medida, también llevó a cabo la suspensión de 200 contratos durante un año, hasta el 28 de febrero de 2011.
Medio año antes, en enero de 2009, la compañía ya presentó ERE de suspensión temporal de empleo para 1.990 trabajadores de los tres centros productivos, con una duración aproximada de un año.
Entonces, el ERE afectó a 1.030 trabajadores de la planta de Gavà, 602 en Alcalá de Henares y 358 en Alcalá de Guadaira.