Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EY ve "incertidumbre" en el negocio de Amper por la necesidad de financiación adicional

El grupo espera lograr la financiación necesaria dadas las medidas llevadas a cabo y en ejecución
La auditora EY considera que existe "incertidumbre" sobre la capacidad de Amper de continuar con sus operaciones dada la necesidad de la empresa de encontrar fuentes de financiación "complementarias y adicionales", algo que la compañía confía en lograr.
En el informe de auditoria de las cuentas de Amper de 2015 realizado por EY, la firma destaca que los administradores de la empresa reconocen en la memoria anual que necesitan fuentes de financiación "complementarias y adicionales" para la continuidad de sus operaciones con arreglo a la ejecución futura de su plan de negocio.
La empresa indica en la memoria que el fondo de maniobra a fecha de 31 de diciembre de 2015 registraba una saldo negativo de 16,65 millones de euros en el caso de la sociedad y de 32,01 millones de euros en el todo el grupo, lo que supone una mejora de 109,4 y 141,6 millones de euros, respectivamente.
En opinión de la firma auditora, estas circunstancias indican la existencia de una "incertidumbre" sobre la capacidad tanto de la sociedad como del grupo de continuar sus operaciones.
No obstante, remarca que los administradores estiman que, teniendo en cuenta todas las medidas que se han llevado a cabo así como las que se están ejecutando, la empresa obtendrá la financiación necesaria que permita la continuidad de sus operaciones conforme al plan de negocio.
En este sentido, Amper recuerda que en 2016 se ha obtenido nueva financiación y se han implementado con éxito una serie de medidas tendentes a la reestructuración de la deuda financiera del grupo en España, así como a la recapitalización de los fondos propios de la sociedad.
Entre esas medidas, menciona el contrato de refinanciación firmado en abril, las ampliaciones de capital realizadas el pasado año, la emisión de warrants, la obtención de fuentes adicionales de financiación, acuerdos estratégicos y operaciones corporativas.
La empresa remarca que todas estas medidas han contribuido al fortalecimiento patrimonial y financiero del grupo, aunque admite que la dilación de todo el proceso de reestructuración financiera ha afectado a la realización prevista del plan de negocios incluido en el Plan Estratégico 2015-2017.