Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Economía- Alierta recibirá un máximo de 506.250 acciones si se cumplen los objetivos del plan de incentivos a directivos

Telefónica asigna a los directivos un máximo de 1,5 millones de acciones en el nuevo plan 2014-2017
El presidente de Telefónica, César Alierta, recibiría un máximo de 506.250 acciones de la compañía en 2017 en caso de cumplir con los requisitos establecidos en el plan de incentivos Performance & Investment Plan (PIP) destinado a los miembros del comité ejecutivo de la compañía.
En concreto, el consejo de administración de Telefónica ha aprobado la asignación de acciones correspondientes al primer ciclo del plan de incentivos a largo plazo para el periodo 2014-2017, conocido como Performance & Investment Plan (PIP), y que fija en un máximo de 1,506 millones las acciones a recibir por los siete miembros del comité ejecutivo en caso de cumplir con unos requisitos de rentabilidad.
A precios actuales de mercado, estas acciones estarían valoradas en 17 millones de euros. La compañía ha precisado que el número de acciones teóricas asignadas a este plan asciende a 964.000 títulos, lo que representaría casi 11 millones de euros. En concreto, el presidente de Telefónica, César Alierta, recibiría en caso de cumplir con los objetivos del Plan un máximo de 506.250 títulos, valorado en 5,74 millones de euros, mientras que el número de acciones teóricas asignadas es de 324.000 acciones.
La compañía fijó el pasado año un plan de incentivos dentro del PIP para el tercer ciclo 2013-2016 de un máximo de 1,72 millones de acciones y de 1,14 millones de acciones teóricas, con lo que el nuevo plan aprobado supondría una reducción del 12,49% y del 15,43%, respectivamente.
En comparación con el tercer ciclo del PIP 2013-2016, el número de beneficiarios se reduce de nueve a siete, ya que la expresidenta de Telefónica Europa, Eva Castillo, y el expresidente de Telefónica Digital, Matthew Key, dejan de ser partícipes del mismo.
Este nuevo plan PIP recibió el 'visto bueno' de los accionistas de Telefónica el pasado mes de mayo en la junta general. El programa tendrá una duración total de cinco años y se dividirá en tres ciclos de tres años de duración cada uno. En concreto, este primer ciclo se iniciará el 1 de octubre de 2014 y las acciones que correspondan se entregarán a partir del 1 de octubre de 2017.
OTROS PARTICIPANTES
Además, del presidente de Telefónica, que mantiene una asignación sin cambios respecto al PIP 2013-2016, las acciones teóricas asignadas al consejero delegado, José María Álvarez Pallete, ascienden a 192.000 títulos, sin cambios frente a 2013, mientras que el máximo de acciones a recibir se sitúa en los 300.000 títulos (frente a los 240.000 títulos del último ciclo del plan anterior).
Otros de los beneficiarios de este plan son el director general de estrategia de Telefónica, Santiago Fernández Valbuena, que recibirá un media teórica de 104.000 acciones y un máximo de 162.500 acciones, sin cambios con respecto al PIP 2013-2016.
Además de los directivos antes citados, otros de los beneficiarios de este plan son el máximo responsable de la unidad operativa Telefónica Recursos Globales, Guillermo Ansaldo, que mantiene el número de acciones asignadas con 104.000 acciones teóricas y un número máximo de 162.500 títulos, y el director financiero, Ángel Vilá, con 120.000 acciones asignadas (frente a los 104.000 títulos) y un número máximo de 187.500 acciones (frente a los 162.500 títulos).
Por su parte, el secretario general y de consejo, Ramiro Sánchez de Lerín, y el director Comercial Digital, Eduardo Navarro, recibirán un máximo de 93.750 acciones y con un total de acciones teóricas asignadas de 60.000 acciones, frente al máximo de 81.250 acciones y un total de 52.000 acciones teóricas del PIP 2013-2016.
CONDICIONADAS AL CUMPLIMIENTO DE NIVELES DE RENTABILIDAD
El número concreto de acciones de Telefónica que se entregará a los partícipes estará condicionado al cumplimiento de unos niveles de rentabilidad por parte de las acciones de la compañía en relación con otras empresas del sector.
En concreto, se tendrá en cuenta la generación de valor en la multinacional a medio y largo plazo según el retorno de la inversión para el accionista como la suma de la evolución de la acción de Telefónica, más los dividendos u otros conceptos similares percibidos por el accionista durante la duración del ciclo de que se trate.