Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Economía revisa el precio de adjudicación de las Letras del Tesoro ante la posibilidad de tipos negativos

El precio será el equivalente al interés solicitado o al medio, salvo en las peticiones no competitivas, que será siempre el interés medio
La Secretaría General del Tesoro y Política Financiera, dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, ha dictado una resolución en la que revisa el procedimiento de adjudicación de las letras ante la posibilidad de que la subasta de este papel, especialmente si es en plazos cortos, obtenga rentabilidades negativas.
Ayer, en el mercado secundario, el interés de las letras a tres meses llegó a situarse en negativo, al intercambiarse a una cifra del entorno del -0,020%.
Este tipo de papel lleva varios meses vendiéndose en las subastas a tipos próximos a cero y no supera el 1% desde el año 2012. Sin embargo, es la primera vez en la historia que se anota tasas negativas.
La última vez que estos títulos se sacaron a subasta, el pasado 22 de julio, se vendieron 640 millones con una rentabilidad media del 0,127% y una marginal del 0,138%.
La semana que viene el Gobierno celebrará otra emisión de letras a 3 y 9 meses y espera que las cifras sigan a la baja, por lo que el interés podría situarse también en cifras negativas en el mercado primario.
Así, para "velar por los intereses" de los suscriptores de deuda pública, el Tesoro ha introducido un nuevo párrafo en la resolución que dictó a principios de este año explicando el calendario de subastas a celebrar y el procedimiento de suscripción y desarrollo de la deuda del Estado.
El Tesoro entiende que la introducción de este párrafo en dicha resolución es aconsejable ante el resultado de las últimas subastas de Letras, con rentabilidades próximas a cero y ante la posibilidad de que las mismas pudieran ser negativas en las subastas de este papel pendientes de celebrar, especialmente en las de plazos más cortos.
De este modo, en una nueva resolución publicada este viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), Economía establece que el precio de adjudicación a pagar por las Letras del Tesoro será el precio equivalente al tipo de interés solicitado o el precio equivalente al tipo de interés medio ponderado, según el resultado de la subasta.
Se precisa además que las peticiones no competitivas tendrán como precio de adjudicación, en todos los casos, el precio equivalente al tipo de interés medio ponderado.
No obstante, matiza que las peticiones no competitivas se darán por no presentadas en caso de que el precio equivalente al tipo de interés medio ponderado resultase superior al 100% del valor nominal.
En este sentido, la Secretaría General del Tesoro recuerda que los precios equivalentes se calcularán por capitalización simple en las Letras emitidas hasta un plazo igual o inferior al del año natural, inclusive, y por capitalización compuesta en las emitidas a un plazo superior.
Aunque los precios de las peticiones se publican con tres decimales, a efectos del cálculo del importe a pagar por el nominal adjudicado en cada petición, los precios se aplicarán "con todos los decimales".