Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ecuador apelará un fallo de la CAN que mantiene las preferencias arancelarias

El presidente ecuatoriano ha amenazado con abandonar la CAN si el organismo le sanciona por aplicar las medidas arancelarias que considera imprescindibles para afrontar los impactos de la crisis financiera mundial. EFE/Archivotelecinco.es
El Gobierno de Ecuador anunció hoy que apelará el fallo que emitió el viernes la secretaría general de la Comunidad Andina (CAN) y que mantendrá unas medidas arancelarias que afectan a otros socios del grupo como Colombia y Perú.
Así lo aseguró esta noche el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, quien ha amenazado con abandonar la CAN (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú), si el organismo le sanciona por aplicar las medidas arancelarias que considera imprescindibles para afrontar los impactos de la crisis financiera mundial.
La CAN decidió que Ecuador pueda "extender al comercio intrasubregional" de productos originarios de la Comunidad "la aplicación de recargos ad valorem y específicos, así como cuotas a la importación de mercancías".
Esto al reconocer "la difícil situación económica que atraviesa Ecuador" y que "existieron motivos razonables para temer efectos potencialmente riesgosos" para la economía de ese país.
Sin embargo, la CAN suspendió la aplicación del arancel nacional de importaciones a los productos andinos, "en razón de que (esa disposición) asimilaba las importaciones andinas con aquellas de otras fuentes y las trataba como si se encontraran en la misma situación".
"Vamos a apelar esa decisión, apelación que tomará unos 45 días, y depende de lo que podamos arreglar en ese lapso y esperar el dictamen final de la CAN, para tomar una decisión" definitiva, reiteró Correa.
"El informe de la CAN, en su mayoría de cosas nos da la razón; en tres de los cinco puntos nos apoya, nos da hasta enero de 2010 pero, obviamente, dice que tenemos que devolver las preferencias arancelarias, lo cual es imposible por el impacto fiscal que tiene", subrayó Correa.
La aplicación de esa cláusula de la resolución de la CAN, según Correa, le costaría a su país unos 200 millones de dólares y beneficiaría, sobre todo, a Colombia que obtendría de ese monto unos 116 millones de dólares, por tener una balanza comercial de superávit con Ecuador.
Con Colombia, Ecuador tiene un "tremendo" déficit comercial y, además, ese país ha devaluado su moneda en un 40 por ciento en el último año, lo que ha perjudicado a la economía ecuatoriana, añadió.
"Con Perú es otra cosa, tenemos superávit comercial y el impacto es de sólo 28 millones" de dólares, apuntó el mandatario, tras insistir en que tratará el asunto con el Gobierno de Lima, para definir una solución.
Correa señaló, como ejemplo, que Colombia y Perú firmaron tratados de libre comercio con Estados Unidos, "yéndose contra la normativa andina", y apuntó que su Gobierno mantienen rotas las relaciones diplomáticas con el de Bogotá desde hace más de un año.
Lamentó que sus otros socios no consideren la difícil situación fiscal que atraviesa su país, cuya economía está completamente dolarizada desde el año 2000, lo que no le permite devaluar la moneda, como lo han hecho sus vecinos.
Si el organismo no toma en cuenta esa situación, "nosotros optaremos por hacer lo mejor para el país, dentro o fuera de la CAN", afirmó el gobernante ecuatoriano.