Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Elena Salgado descarta una subida de impuestos en 2009 pero no en 2010

Imagen de archivo de la titular de Economía, Elena Salgado. Foto: EFEtelecinco.es
Le ha tocado lidiar con la patata caliente de la economía, y aunque asegura que estaba preparada sí confiesa que la situación es más difícil de lo que pensaba. En una extensa entrevista en el diario "El País" la titular de Economía se muestra convencida de que lo peor ha pasado.
 "Si por lo peor entendemos una caída rápida, creemos que estamos llegando a una situación de estabilidad, que es la base para comenzar después a crecer. Ahora seguimos decreciendo y vamos a seguir así durante todo este año, pero a una velocidad ya muchísimo menor. Nos estabilizaremos a final de año o hacia el primer trimestre del año que viene. Comenzaremos con crecimientos muy débiles en términos trimestrales y creceremos más rápidamente después, a partir de 2011".
Salgado reconoce que sus previsiones para 2010 son algo más optimistas que las de los organismos internacionacionales y que sobre el próximo año hay un punto de incertidumbre.
Sobre la posible subida de impuestos o la pérdida de beneficios fiscales, la ministra sólo las descarta para 2009. "No las habrá en 2009. Para 2010, tenemos que volver a hacer cuentas. Después del verano tendremos datos mejores".  Salgado esquiva una respuesta clara sobre la subida de impuestos y le deja la vía abierta al defender que lo fundamental es poder mantener la protección social: "Lo que es de izquierdas es tener los recursos suficientes para mantener la protección social. Y tenemos un Pacto de Estabilidad y Crecimiento que no sé si es de izquierdas o de derechas pero que hay que cumplir".
El caso Ronaldo
A vueltas con las medidas para aumentar las arcas del Estado, el entrevistador  insiste en si se podría cambiar el IRPF para que personas como Ronaldo, con un sueldo estratosférico, contribuyan más a los gastos públicos (lo hace sólo en un 24%): "Esto se justificó en su día por el hecho de que había profesiones con una vida muy corta. En este momento no se plantea cambiar todo un esquema de retribución por un caso concreto", contesta Salgado.
Se tardará en crear en empleo
La ministra asegura que no se van a olvidar de los parados, uno de los grandes problemas en este momento. "Somos un Gobierno socialista y, por tanto, no vamos a dejar personas completamente desprotegidas. Es una prestación, por otra parte, que va a estar siempre asociada a la formación. Necesitamos que personas que tienen un nivel de capacitación bajo porque dejaron los estudios hagan cursos de formación para poder incorporarse a sectores de futuro. La duración sería temporal, unos meses. "
Sobre su futuro si continúa la escalada de despidos, la ministra no contempla la dimisión: "No creo que dimitiendo se arregle nada. Y quiero contextualizar mis últimas manifestaciones. Con un 18% de tasa de paro, alguien me pregunto si llegaríamos a cinco millones de parados el año que viene. Yo contesté: con esas cifras, ni de lejos se llega a cinco millones. Para llegar a esa cifra, haría falta una población activa de 25 millones y un 20% de tasa de paro. Estamos lejos de los 25 millones de población activa y creemos que no llegaremos al 20%. Pero lo que no podemos prever es el incremento de la población activa.".
Salgado comparte el diagnóstico del G-8 de que la recuperación del empleo va a ser mucho más lenta que la del conjunto de la economía. "El empleo es una variable retrasada y va a seguir a la baja probablemente hasta 2011".
Flexibilidad pero sin reforma
Sobre la reforma del sistema laboral coincide más con Miguel Boyer quien asegura que ahora no es imprescindible una reforma laboral que con la del Banco de España que sí apoyaba esta reforma.
"Soy partidaria de una cierta flexibilización en la negociación colectiva. De eso se hablan en el diálogo social. Esto quiere decir que puedan tenerse en cuenta las circunstancias de cada empresa en la negociación colectiva".    LA