Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Embotelladora de Coca-Cola prevé 100 prejubilaciones en planta de Fuenlabrada y recolocaciones para el resto

Iberian Partners, la empresa encargada de embotellar Coca-Cola en España, prevé para los trabajadores de la fábrica de Fuenlabrada cerca de 100 prejubilaciones y recolocaciones para el resto de trabajadores --unos 270 empleados--, según han señalado a Europa Press fuentes de la compañía.
En la planta de Fuenlabrada, que sería una de las que cerraría dentro del ERE planteado, hay cerca de 370 afectados en plantilla. La empresa calcula que si todos los trabajadores se acogieran a la posibilidad de recolocación no tendría por qué haber ninguna salida, aunque cuentan con que esta circunstancia no se dé, conscientes de que habrá empleados que prefieran acogerse a las condiciones de la indemnización.
Frente a las críticas de que con el cierre de Fuenlabrada se está "destruyendo" la producción en Madrid, la empresa recuerda que dentro del plan de optimización de recursos, el Servicio de Atención al Cliente (SAC) en Madrid se refuerza y la sede estará también en la región, donde se centralizarán departamentos como el de comunicación o logística.
Aseguran desde la empresa, también, que la decisión de que la planta de Fuenlabrada sea una de las cuatro que cierre ha sido meditada y estudiada con todas sus consecuencias. El fin era, ante la presencia de fábricas con capacidad ociosa y duplicidades, optimizar los recursos con una "reorganización razonada".
De este modo, han explicado que se plantearon todos los escenarios posibles y que, según los estudios, lo que resulta más eficaz es producir en el perímetro y distribuir hacia el interior, destacan desde la compañía.
Tras cerrarse el proyecto de integración de las embotelladoras de Casbega, Colebega, Cobega, Rendelsur, Begano, Norbega y Asturbega en un embotellador único el pasado 17 de febrero en 2013, y con el reparto de competencias, se anunció que la plantilla del embotellador único sufrirá un ajuste en el que se verían afectadas un total de 1.250 personas.
De este millar, se plantean 500 puestos de recolocación en todo el territorio nacional, mientras que del resto (700), la mitad serían prejubilaciones, por lo que, finalmente, el número de despidos se reduciría a 350.