Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Empleo crea una Unidad Especial de colaboración y apoyo a jueces y fiscales para combatir el fraude

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha creado la Unidad Especial de colaboración y apoyo a los juzgados y tribunales y a la Fiscalía General del Estado para la lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social.
El Departamento que dirige Fátima Báñez entiende que, en la situación actual, es necesario establecer mecanismos de coordinación y cooperación entre los distintos organismos y poderes públicos comprometidos en la lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social.
Por esta razón, ha dictado una Orden, publicada este jueves en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y en vigor a partir de mañana, por la crea esta Unidad Especial, que se configurará como una estructura especializada de inspección y coordinación "altamente cualificada".
Este nuevo órgano administrativo, de nivel inferior a una Subdirección General, dependerá de la Dirección General de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, en calidad de autoridad central de la Inspección.
Esta Unidad Especial desarrollará las funciones que le encomiende dicha autoridad central para la colaboración y auxilio en la persecución de los delitos en materia de empleo irregular y fraude a la Seguridad Social y, particularmente, las tareas de inspección, coordinación, asesoramiento y apoyo que resulten necesarias.
Al respecto y si procede, remitirá a los juzgados, tribunales y Fiscalía los informes necesarios, recabando e integrando la información que obre en poder del resto de unidades que integran la Inspección de Trabajo.
Esta Unidad Especial, cuya creación no conllevará aumento del gasto, prestará permanentemente la colaboración que en cada momento le requieran la Inspección, la Fiscalía del Estado y los juzgados y tribunales para la represión de los delitos por fraude a la Seguridad Social y por empleo irregular.
La Orden precisa que la Escuela de Inspección de Trabajo organizará cursos de formación y perfeccionamiento profesional para la detección y corrección del fraude contra la Seguridad Social, contemplándose la participación de jueces y fiscales en la formación.
Empleo recuerda en esta Orden que viene impulsando desde hace tiempo políticas dirigidas a la persecución del fraude y que la Inspección de Trabajo ha intensificado la colaboración y el auxilio jurisdiccional con la Administración de Justicia, ya sea con los juzgados y tribunales de los distintos órdenes, especialmente el social y el penal, como con el Ministerio Fiscal, con el que ha establecido un sistema estable de colaboración en materia de siniestralidad laboral.