Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Empleo creará una unidad especial dentro de la Inspección de Trabajo para el control de la formación

Los fondos para formación son de 180 millones, el 50% abierto a la libre concurrencia, y se limita al 50% el pago anticipado de la financiación
El Ministerio de Empleo y Seguridad Social tiene previsto crear, dentro de la Inspección de Trabajo, una unidad especializada en el seguimiento y control de las actividades de formación "con capacidad efectiva de sanción".
Asimismo, prepara un régimen sancionador que incluirá, entre otras cuestiones, la prohibición de volver a trabajar para la Administración Pública en el ámbito de la formación durante al menos cinco años a aquellas entidades y organizaciones adjudicatarias de los planes de formación que incumplan la ley.
También contempla la creación de un buzón específico de denuncias de "malas prácticas" e irregularidades en el ámbito de la formación para el empleo, todo ello como complemento y garantía de control y con el objetivo de combatir el fraude.
Así lo explica el Ministerio en la resolución por la que aprueba la convocatoria de subvenciones públicas, con cargo al ejercicio presupuestario 2014, para la ejecución de planes de formación de ámbito estatal, dirigidos prioritariamente a las personas ocupadas.
En la resolución, publicada este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y en vigor desde mañana, Empleo recuerda que Gobierno, patronal y sindicatos han expresado su voluntad de reformar el sistema de formación profesional para el empleo con tres objetivos: garantizar el derecho a la formación de parados y ocupados, contribuir a la competitividad de las empresas y mejorar la eficiencia y transparencia en la gestión de los recursos públicos.
Como ya había adelantado el Ministerio, la convocatoria de subvenciones a la formación para 2014 profundiza en el avance hacia la libre concurrencia entre entidades de formación a la hora de acceder a las ayudas públicas del sistema "en igualdad de condiciones".
Así, sindicatos y patronales competirán con otras entidades por la adjudicación de los fondos y, además, no formarán parte del órgano colegiado que evaluará las solicitudes. Éste estará formado por cinco funcionarios del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y presidido por el subdirector general de Políticas Activas del SEPE, que tendrá voto de calidad.
A la vista del informe del órgano colegiado, la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, de la que forman parte sindicatos y empresarios, sí podrá formular una propuesta de resolución provisional "debidamente motivada". Una vez cumplido el plazo de alegaciones, la Fundación elevará una propuesta de resolución definitiva a la directora general del SEPE, que será la que tome la decisión última. Cuando la propuesta de subvención supere los 12 millones de euros deberá ser autorizada por el Consejo de Ministros.
180 MILLONES DE PRESUPUESTO.
Con el nuevo modelo de formación, que entrará en vigor el 1 de enero de 2015, todas las subvenciones destinadas a la formación profesional para el empleo se someterán a la libre concurrencia competitiva entre aquellas entidades que cumplan los requisitos necesarios para su impartición, "sin perjuicio de que se faciliten acciones formativas dirigidas a cualificar a los agentes sociales ante una negociación colectiva cada vez más especializada y compleja".
El nuevo modelo introducirá la posibilidad de instrumentar el cheque-formación para parados, impulsará la teleformación y permitirá desarrollar una cuenta formación que acompañe al trabajador a lo largo de su carrera profesional como herramienta clave para su empleabilidad.
La convocatoria de 2014 es, pues, la última que se produce en este escenario de transición hacia el nuevo modelo formativo, aunque ésta ya da algunos pasos hacia los objetivos del mismo, como el mencionado avance en la libre concurrencia entre entidades dedicadas a la formación.
A la publicada este miércoles habrá que sumar la convocatoria que el BOE recogerá el próximo viernes y que, según ha informado Empleo, se destinará a financiar un programa específico de ámbito estatal para la formación de jóvenes menores de 30 años, pudiendo beneficiarse del mismo los menores de 25 años que se hayan inscrito en el sistema de Garantía Juvenil.
Ambas convocatorias tendrán una financiación máxima de 180,2 millones de euros, de los que 41,3 millones están asignados al programa de jóvenes. El Ministerio ha destacado que este año se amplían hasta 90,1 millones de euros, el 50% del total, los fondos abiertos a la libre concurrencia de centros y entidades de formación.
LÍMITES A LA PAGO ANTICIPADO DE LA FINANCIACIÓN.
La convocatoria para 2014 introduce algunas novedades, como la limitación al 50% del pago anticipado de la financiación, de forma que para proceder a los restantes pagos parciales será necesario que las entidades comuniquen los alumnos participantes en los cursos, así como la certificación de que ha ejecutado la subvención concedida.
La subcontratación también queda limitada al 50%, aplicable a la cuantía que corresponda a cada una de las entidades beneficiarias de la subvención. Mediante esta convocatoria no se financiarán planes formativos que se hayan empezado a impartir antes de la concesión de las ayudas.
Los planes de formación que se financien al amparo de esta convocatoria se podrán impartir desde la notificación de que ha sido concedida la subvención hasta el 31 de octubre de 2015 y podrán ejecutarse bajo diferentes modalidades: presencial, teleformación y mixto. No podrán tener una duración inferior a 6 horas ni superior a 210 horas, salvo en determinados casos.