Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enagás se convierte en el mayor accionista de la planta de Quintero al invertir con Oman Oil 133 millones

Enagás se ha convertido en el principal accionista de la planta de regasificación de gas natural licuado (GNL) de Quintero, en Chile, después de invertir junto a Oman Oil 176 millones de dólares (133 millones de euros).
La operación ha sido realizada a través de una sociedad controlada por la compañía presidida por Antonio Llardén, que ha elevado del 20% al 40% su participación en la planta al comprar a BG Group el segundo tramo accionarial acordado en abril de 2012, explicó en un comunicado.
En concreto, la compra ha sido realizada a través de Terminal de Valparaíso, en la que Enagás ha dado entrada a Oman Oil Company como socio, con una participación del 49%. De esta forma, la compañía española sigue siendo el accionista principal de esta sociedad y, con ello, el principal socio del complejo gasista.
La operación se inscribe dentro del acuerdo que Enagás firmó para la compra en dos tramos a BG Group de su participación del 40% en GNL Quintero en abril de 2012. Para la compra del primer tramo del 20%, cerrada en septiembre de aquel año, Enagás constituyó la sociedad Terminal de Valparaíso.
Tras la adquisición de este segundo tramo del 20%, el principal accionista de GNL Quintero es Terminal de Valparaíso, con un 40%, por delante de ENAP, Endesa Chile y Metrogas, cada una de ellas con un 20% del capital.
La planta de regasificación está ubicada en la Bahía de Quintero y funciona desde 2009. Con una capacidad total de almacenamiento de aproximadamente 330.000 metros cúbicos, puede alcanzar un volumen de regasificación de aproximadamente 10 millones de metros cúbicos al día y una actividad de carga de cisternas equivalente a 1.250 metros cúbicos de GNL.
Además, está en marcha la ampliación de la capacidad de regasificación hasta 15 millones de metros cúbicos día y del patio de carga de cisternas hasta 2.500 metros cúbicos de GNL.
Para Enagás es prioritario el desarrollo y crecimiento futuro de esta infraestructura, que es fundamental para la seguridad de suministro energético de Chile.
Esta operación se encuentra en línea con los criterios establecidos en la Actualización Estratégica 2013-2015, anunciada en febrero por el gestor de la red gasista española, y encaja con el 'core business' de la compañía y con los objetivos de rentabilidad y endeudamiento establecidos.