Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Endesa cierra la venta a Enel de sus activos latinoamericanos por 8.252 millones

Endesa ha cerrado la venta a Enel de sus activos latinoamericanos por un importe de 8.252,9 millones de euros, operación que recibió el visto bueno este pasado martes de la Junta General Extraordinaria de accionistas de la eléctrica.
En concreto, Endesa transmite a Enel Energy Europe, sociedad participada al 100% por Enel, su participación del 100% del capital en Endesa Latinoamérica y del 20,3% de las acciones de Enersis, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Los accionistas de Endesa aprobaron, con un quórum para la votación del 94,8% de su accionariado, esta operación de venta de los activos latinoamericanos a Enel -principal accionista de la eléctrica con una participación del 92% de su capital-, así como el reparto de dos dividendos extraordinarios a finales de octubre por un valor histórico de 14.605 millones de euros.
Estas operaciones se inscriben en el proceso de reestructuración en que se encuentra inmersa la compañía, cuyo negocio se centrará ahora en España y Portugal.
Así, el importe de esta operación se destinará al reparto el próximo 29 de octubre de un primer megadividendo de 7,79 euros brutos por acción, más de cinco veces la retribución anual ordinaria distribuida por la eléctrica entre sus accionistas.
Además, la junta aprobó el reparto de un segundo dividendo por valor de 6.352 millones, que se hará efectivo también el 29 de octubre y que equivaldrá a 6 euros brutos por acción, con lo que en total la compañía repartirá ese día 14.600 millones, o 13,79 euros brutos por acción.
Este segundo dividendo extraordinario se financiará en parte a través de un préstamo de 4.500 millones y una línea de crédito de 1.000 millones que elevarán la deuda de la compañía, situada en la actualidad en unos niveles particularmente bajos, de 4.550 millones.
En su discurso ante la Junta de accionistas, el presidente de Endesa, Borja Prado, afirmó que con la operación de venta de activos en Latinoamérica a Enel la eléctrica inicia "un nuevo capítulo de su ya larga historia" con una nueva estructura centrada en el mercado ibérico y marcado por la "apuesta por España".