Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La filial chilena de Endesa captará 2.600 millones en su ampliación para invertir 16.400 millones

La ampliación de capital que prepara la filial de Endesa en Chile, Enersis, convertirá esta empresa en el eje del negocio de la eléctrica en Iberoamérica y permitirá captar hasta 3.158 millones de dólares (2.600 millones de euros) mediante aportaciones de los accionistas.
En una presentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía explica que estos fondos permitirán a la compañía invertir 20.000 millones de dólares (16.400 millones de euros) en los próximos años.
La ampliación tendrá un valor total de 8.020 millones de dólares (6.575 millones de euros), ya que a las aportaciones de los accionistas se sumará una contribución de Endesa por otros 4.862 millones de dólares (3.985 millones de euros).
La participación de Endesa se materializará mediante la entrega de sus participaciones minoritarias en Iberoamérica, a través de las cuales la compañía tiene presencia en nueve compañías de cuatro países de la región, que son Brasil, Chile, Colombia y Perú.
De las inversiones previstas, Enersis dedicará unos 16.000 millones de dólares (13.100 millones de euros) a infraestructuras eléctricas que le permitirán instalar 11.400 megavatios (MW), de los que 5.205 MW ya se encuentran notificados a las autoridades supervisoras.
Una vez captados los recursos y ganada la capacidad para la inversión, la filial chilena de Endesa se reserva la posibilidad de aprovechar oportunidades de fusión y adquisición por valor de 6.000 millones de dólares (4.920 millones de euros).
APOYO DE LA JUNTA.
La ampliación de capital será sometida al visto bueno de la junta de accionistas del próximo 13 de septiembre, en la que la dirección de la empresa deberá recabar el apoyo de dos terceras partes del capital.
Enersis explica que la operación permitirá elevar el atractivo de la compañía, dotarla de recursos propios, eliminar las duplicidades en los vehículos de inversión de Endesa en Iberoamérica, mantener el actual nivel de participación accionarial y fortalecer la calidad financiera.
Endesa informa además a los accionistas de la filial chilena de que la operación no implicará modificaciones en la política de dividendos y de que no prevé utilizar los fondos captados para el reparto de dividendos extraordinarios.