Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Endesa ahorra 120 millones en seis años con la modernización de sus turbinas en plantas de carbón

Endesa ha logrado un ahorro de 120 millones en seis años gracias a la modernización de sus turbinas en las centrales térmicas de carbón, realizada entre los ejercicios 2007 y 2011, anunció en una nota de prensa.
Como parte de este plan de mejoras, la compañía invirtió 54,8 millones de euros, que se destinaron en la modernización de las turbinas de vapor de las centrales de As Pontes (La Coruña), Compostilla (León), Andorra (Teruel) y Litoral (Almería).
Además de los ahorros, las actuaciones han permitido la ampliación de la vida útil de las turbinas de vapor, uno de los principales componentes de este tipo de centrales.
En el caso de la central gallega de As Pontes, la modernización, junto con las revisiones y las transformaciones de las calderas, alargará su vida en hasta 25 años.
En concreto, la mejora de la eficiencia energética de las plantas ha conllevado una reducción del consumo de carbón para la misma producción de energía de hasta 300.000 toneladas al año, o lo equivalente a 136.000 toneladas equivalentes de petróleo.
Además, el menor consumo de carbón desde el punto de vista medioambiental supone la reducción de 563.000 toneladas de emisión de CO2 cada año para la misma producción eléctrica.
El proyecto contempló actuaciones en las centrales de As Pontes (La Coruña), Compostilla (León), Andorra (Teruel) y Litoral (Almería), y la modernización consistió en la sustitución de todos los elementos móviles (rotor) y fijos de las turbinas de alta y media presión, por nuevos materiales con un diseño de última generación y alta eficiencia.