Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enel reduce un 3,2% el Ebitda en 2015 y sitúa la deuda por debajo de la previsión

Enel obtuvo un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 15.300 millones de euros en 2015, lo que supone un descenso del 3,2% con respecto al ejercicio anterior, según los resultados preliminares ofrecidos por la compañía.
Pese a este recorte en el Ebitda, Enel destaca su capacidad para cumplir el objetivo del año e incluso para situar su deuda financiera neta por debajo de la previsión ofrecida el pasado mes de noviembre.
Los ingresos del grupo italiano alcanzaron los 75.700 millones, un 0,1% menos, mientras que el Ebitda ordinario se redujo un 3,2% y se situó en 15.000 millones de euros, en un entorno de "compleja evolución de los fundamentos macroeconómicos".
La deuda financiera neta ascendió al cierre del ejercicio a 37.500 millones, frente a los 37.400 millones registrados a finales de 2014. La cifra final es un 0,3% superior a la del año anterior, pero se sitúa por debajo de los 38.000 millones anunciados el pasado mes de noviembre.
"Durante 2015 nos hemos encontrado un escenario macroeconómico muy complejo fruto de la lenta recuperación de la demanda en los mercados maduros y de la evolución negativa en las tasas de cambio", explicó el consejero delegado de la compañía, Francesco Starace.
El directivo destacó la contribución positiva de las medidas de eficiencia puestas en práctica y la "resiliencia" mostrada por sus mercados maduros de Italia y de la Península Ibérica, así como la simplificación de la estructura corporativa, la racionalización del negocio en Sudamérica o la integración de Enel Green Power en Enel, entre otros factores.
JUBILACIONES EN ITALIA Y EN ESPAÑA.
Al aludir a los elementos que han afectado al Ebitda final del ejercicio, la compañía cita los efectos negativos del cambio de divisa y la formalización durante el cuarto trimestre de 2015 de los acuerdos para la jubilación anticipada de personal en Italia y en España.
Estos factores, señala, quedaron parcialmente mitigados por las mejoras en eficiencia y por varios cambios regulatorios, que han tenido impactos positivos.