Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enfado monumental de Sánchez Llibre en el Congreso de los Diputados

La LOFCA ha conseguido finalmente los 176 votos necesarios, es decir, la mayoría absoluta que precisa una ley orgánica para su aprobación, al contar con los votos del PSOE, ERC, CC, ICV, Nafarroa Bai y UPN. En contra han votado el PP, BNG, CiU y UPyD y se han abstenido el PNV e IU.
No obstante, en el PSOE se han vivido "instantes de relativa emoción", en palabras de su portavoz, José Antonio Alonso, cuando se han dado cuenta que faltaba entre sus filas el diputado, Javier Barrero, al que han tenido que esperar. Esto no ha gustado a la oposición. La portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha criticado duramente lo sucedido.
Al final, la sesión se ha iniciado con las palabras del portavoz de CiU, Josep María Sánchez Llibre, quien ha advertido a los diputados que iban a apoyar la LOFCA de que su voto supondría asumir la responsabilidad del "asesinato político" del Estatut "con premeditación".
Una reprimenda de la vicepresidenta, Teresa Cunillera, para que se ajustase al tema del debate ha provocado la indignación y el tremendo enfado del diputado catalán, quien la ha instado a no tomar partido en este asunto tan importante y finalmente le gritó: "¡No me hable de excomulgación!".
Este es el segundo trámite económico que el pleno de la Cámara Baja supera en dos días. El miércoles los diputados aporbaron las Cuentas Públicas de 2010 que ahora esperan el visto bueno del Senado.