Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Eroski lanza su oferta de canje universal de sus aportaciones con una quita del 30%

Eroski ha lanzado una oferta de canje universal de aportaciones financieras subordinadas (AFS) por obligaciones subordinadas de nueva emisión con vencimiento inicial a 12 años con una quita del 30%, según ha informado la cooperativa en un comunicado.
En concreto, la alternativa consiste en el cambio de las AFS por obligaciones subordinadas de nueva emisión por valor del 55% del nominal de las AFS, con vencimiento inicial a 12 años y una remuneración en forma de intereses anuales de Euribor más 3 puntos, más el cobro en efectivo del 15% del valor nominal las aportaciones canjeadas y los intereses anuales correspondientes al último ejercicio, y la aceptación de una quita del 30% del valor nominal de las aportaciones canjeadas.
La cooperativa ha subrayado que el periodo de suscripción, que se inicia este viernes, estará abierto hasta las 15.00 horas del 27 de enero, por lo que los inversores que acepten el canje y suscriban la emisión tendrán que dirigirse a la entidad financiera participante en Iberclear donde tengan depositadas sus aportaciones.
CANJE VOLUNTARIO Y ALTERNATIVA UNIVERSAL
La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha verificado este jueves a la cooperativa el preceptivo folleto informativo de la oferta del canje.
Esta autorización permite abordar el compromiso adquirido en el proceso de mediación liderado por Kontsumobide (Instituto Vasco de Consumo) en enero de 2014, en el que tomaron parte algunas entidades financieras comercializadoras de AFS y Eroski, para ofrecer una alternativa a los inversores que deseen cambiar sus aportaciones por nuevos títulos con vencimiento.
La oferta de canje es una "alternativa universal" para todos los inversores en aportaciones financieras subordinadas, independientemente de la entidad financiera en la que fueron adquiridas o estén depositadas, el importe o el lugar de residencia.
Eroski recuerda que la aceptación por parte de los inversores de esta alternativa de canje es "totalmente voluntaria" y, por tanto, aquellos que deseen quedarse con sus títulos AFS actuales podrán hacerlo, manteniéndolos en los mismos términos y condiciones.
El director financiero de Eroski, José Ramón Anduaga, ha explicado que esta "alternativa de canje definida es el mejor acuerdo posible entre todas las partes implicadas".
"Durante más de 10 años este título de deuda no generó ningún problema, pero en los años más duros de la crisis económica, el descontento de algunos inversores por la menor liquidez y cotización en el mercado secundario, junto a sentencias derivaron en una situación que, no era acorde con nuestra voluntad de dar soluciones a los inversores", ha señalado.
Anduaga ha reiterado que Eroski ha participado con "una actitud abierta de colaboración en el proceso de mediación liderado por Kontsumobide, en el que también se han implicado entidades financieras comercializadoras de AFS".
De esta forma, y tras el canje, las nuevas obligaciones subordinadas cotizarán en la plataforma SEND del Mercado de Renta Fija AIAF con una rentabilidad estimada de la oferta de canje, entre el 3,72% y el 2,29% TAE.
EL 31 DE ENERO ABONARÁ 20 MILLONES DE LOS INTERESES DE 2015
Por otro lado, Eroski ha recordado que abonará un total de 20 millones de euros el próximo 31 de enero entre sus inversores de aportaciones, en concepto de pago de los intereses correspondientes a 2015. Esta retribución corresponde a un tipo del 3,271% para las emisiones del 2002, 2003 y 2004, y del 2,771% para la emisión de 2007.
Desde que Eroski lanzara su primera emisión de AFS en 2002 para financiar su crecimiento, la cooperativa recuerda que ha cumplido "puntualmente con su compromiso" de retribución anual de intereses, abonando ya un total de 332,8 millones de euros a sus inversores.
La retribución de las aportaciones financieras está fijada en Euribor más 3 puntos para las emisiones del 2002, 2003 y 2004, y Euribor más 2,5 puntos para la emisión de 2007.
De esta forma, un inversor de la emisión del 2002 ha percibido ya un 70% sobre el importe de su inversión inicial, en concepto de intereses; los inversores de la emisión del 2004 el 57% en intereses, mientras que los de 2007 han ingresado el 36,4% del valor nominal de su inversión.