Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Eroski "acerca posturas" con entidades financieras para refinanciar deuda y concreta "bases" para el acuerdo

Eroski está una fase de "aproximación y acercamiento de posturas" con las entidades financieras para refinanciar su deuda e incluso se han concretado ya algunas "bases" para el acuerdo, que todavía no está cerrado, según han informado fuentes cercanas a la operación a Europa Press.
El grupo de distribución está inmerso, desde hace meses, en un proceso para refinanciar su deuda, que ronda aproximadamente los 2.500 millones. En diciembre del pasado año, Eroski logró el apoyo de los bancos a su plan de negocio, que culmina en 2016. En concreto, el grupo, que se ha comprometido a seguir reduciendo su pasivo, tras haberlo hecho en 1.200 millones en los últimos cinco años, consiguió el apoyo de las 22 entidades acreedoras.
Sobre el proceso de refinanciación, las mismas fuentes han señalado que las negociaciones "avanzan bien" y a un ritmo "adecuado" dentro de la complejidad que conlleva la refinanciación de la deuda de Eroski, que está intentando reestructurar la deuda por tramos. "Se avanza a buen ritmo", han añadido.
En concreto, se habrían cerrado algunas "bases" para el acuerdo relativas, por ejemplo, a fragmentar la deuda según las actividades a las que estén vinculadas, si bien, en principio, no se prevé el establecimiento de una quita.
"APROXIMACIÓN"
En todo caso, todavía no existe un preacuerdo o acuerdo cerrado en la refinanciación de la deuda, pero, según las fuentes consultadas, todas las partes coinciden en destacar que hay "aproximación" y el grupo se muestra optimista respecto a que las negociaciones lleven a buen puerto.
En principio, los planes sería poder cerrar con la banca acreedora el proceso de refinanciación de la deuda antes del verano. La firma, que cuenta con un resultado bruto de explotación (Ebitda) recurrente de 300 millones de euros anuales, busca diversificar la estructura de su deuda y disponer de recursos para poder invertir en el negocio.