Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España pide a Bolivia "condiciones estables de seguridad jurídica" para las empresas españolas

España ha pedido hoy a Bolivia "condiciones estables de seguridad jurídica" para las empresas españolas presentes en el país andino y ha abogado por mantener un "espíritu de diálogo y cooperación" en este terreno.
Este es el mensaje que el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha trasladado a su colega boliviano, David Choquehuanca, de visita en España y a quien ha recibido en el Palacio de Santa Cruz, indica la Oficina de Información Diplomática (OID).
El Gobierno de Evo Morales expropió en mayo la filial de Red Eléctrica Española en ese país, cuya indemnización sigue pendiente. El comunicado no hace una mención expresa a este asunto, sino que señala que ambos ministros han tenido ocasión de constatar la "sólida base de las relaciones económicas bilaterales, fundamentada en la notable presencia de empresas españolas en Bolivia".
En ese punto, Margallo "ha destacado la importancia de que se den condiciones estables de seguridad jurídica para el buen funcionamiento de las empresas y ha abogado por mantener un espíritu de diálogo y de cooperación en este terreno", reza la nota.
El jefe de la diplomacia española ha asegura a su colega que a pesar de los ajustes presupuestarios Bolivia continuará siendo un país prioritario para la cooperación española. El canciller Choquehuanca ha manifestado su aprecio por la labor que ésta viene desarrollando en su país.
España coopera con Bolivia desde hace más de 20 años y es el principal país proveedor de ayuda oficial al desarrollo, con una media en los últimos años de 124 millones de dólares de ayuda anuales.
Los ministros también han hablado de la próxima celebración de la Cumbre Iberoamericana en Cádiz en noviembre y el canciller boliviano ha expuesto a Margallo la posición de Bolivia en favor de alcanzar un acuerdo en la ONU que despenalice la costumbre de masticar las hojas de coca en los países andinos, postura que España "comprende", añade la nota.